Pour nous joindre, cliquez psyesp
Inicio

Para contactar nos

El Efecto Bumeran

Nuestros temas  cientificos

Los órganos genitales femeninos

¿Cuál es nuestro objetivo?

Francia y Dios

Ciencia y Fe

Ir a nuestro blog

  Leer con la música

Otros temas  espirituales

Cualquier vida nace del conocimiento

Sitios Amigos

EL EFECTO BUMERAN

Continuación del CAPÍTULO 14


Las trampas del cristiano



La idolatría (Continuación).



Sean cuales sean que haya sido los actos de un hombre, incluso los que consideraría  la opinión pública como ser la última de la última, éste queda no menos delante de Dios a un ser Amado de Él, y a un ser que uno deben respetar y honrar. Un ser que Dios ama exactamente como usted y yo, sin ningún distinción. Dios tiene odio del pecado, pero como cualquier pecador que se arrepiente, incluso si es para terminar su vida en la silla eléctrica o en la cárcel según la justicia de los hombres; Él no le abandonará: NUNCA! Quiere así, por el bien de los hijos de este hombre, que le perdonen.

Será además para ellos una gran protección que aceptarán así de la parte de Dios, para preservarlos de los errores de su padre y a veces peor que él mismo. Esta no estará siempre muy fácil a vivir, pero seamos abiertos a hacer lo, porque si no, sería una gran trampa. En este caso Dios nos ayudará.

Regresemos al punto que perseguimos, si hay perdón conlleva sistemáticamente volver a la situación inicial. ¿Cree usted que en tales circunstancias, si los niños perdonan, la familia perdona, todos sus amigos perdonan, el prisionero podrá reanudar la vida pasada como antes? ¡No creo! Mantendrá sin embargo su dignidad de hombre y también todos aquellos que le han perdonado. ¡Segurísimo! El perdón, y en particular hacia los padres, es FUNDAMENTAL, que haya divorcio, asesinato o menos que este: Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados...

Si dejamos hasta cierto punto la idolatría para ver algunas trampas de los anexos, es uno que todavía no hemos discutido y que ya hemos abordado el hecho en la página 24, de esta que se llama «Santa Apolonia », esta supuesta patrona de las curaciones dentales en el pequeño pueblo de mi infancia. Como dije a usted, la familia de cinco que éramos entonces sufrió excesivos los problemas dentales. Una que habría podido parecer la más guardado fue mamá, pero en realidad, incluso si ella nos dio a entender sólo muy poco a nosotros, sus hijos, a menudo tuvo que sufrir en secreto.  

No miremos más por mi sola familia. Hay casi cincuenta años atrás, los consultorios del dentista, aunque numerosos, eran mucho menos generalizados que ahora. ¡Bueno! En este pequeño pueblo de cinco cientos habitantes, teníamos "el privilegio ventajoso" para tener un dentista a tiempo parcial. Esto demuestra las necesitadas ya eran grandes en nuestra parroquia en este momento. Creo también tener suficiente retrospectiva, para permitirme ver mientras permanecimos en este pueblo, tuvimos todos los dientes fuertemente malas. Desde entonces, aun cuando ha desaparecido totalmente, como lo es para todos, idolatría o no, todos por nuestra parte, somos entrados en una normalidad ahora que no vivimos allí.

Ya hemos respondido a la pregunta de: ¿Por qué esto? La parte de los Santos, santificó por la sangre de Jesús, está con Dios en Cristo, razón por la que hablamos sólo a Jesús en nuestras oraciones, porque resucitado, y ahora al lado del padre. Jesús, por tanto, está motivado en primer lugar para renovar nuestra alma en la naturaleza celestial de Dios, aunque a veces demuestra su poder terrenal milagros a fin de que otorgamos a Él nuestra fe; aunque los rezos a los Santos a contrario va a recibir terrenales bienes, tales curaciones dentales para el caso que nos interesa, sin conducir nos al arrepentimiento y al bautismo del Espíritu Santo, que Jesús solo puede dar, porque la naturaleza celestial. Por acercamiento entre las dos partes, celestes y terrestres, es fácil de entender que nos dirigimos entonces a la parte carnal seguía siendo de este santo, conservada en el Reino de los muertos bajo la tutela de Satanás como un ángel de luz. Dios enviará nadie hacia nosotros, que ahora habita este reino, para convencernos de que Lo sigamos. (Lucas 16-19/31) "Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez. "Y un pobre llamado Lázaro que se tiraba en el suelo a su puerta cubierto de llagas, ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas.

"Sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado.

"En el Hades (la región de los muertos) el rico alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno.

"Y gritando, dijo: 'Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.'

"Pero Abraham le dijo: 'Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía. 'Además de todo esto, hay un gran abismo puesto entre nosotros y ustedes, de modo que los que quieran pasar de aquí a ustedes no pueden, y tampoco nadie puede cruzar de allá a nosotros.'

"Entonces él dijo: 'Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos, de modo que él los prevenga, para que ellos no vengan también a este lugar de tormento.'

"Pero Abraham dijo: 'Ellos tienen a Moisés y a los Profetas; que los oigan a ellos.' "Y el rico contestó: 'No, padre Abraham, sino que si alguien va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.'

"Pero Abraham le contestó: 'Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán si alguien se levanta de entre los muertos.'//.

Estos espíritus inmundos, al menos para la parte quedado carnal de un santo, les da una dimensión más cerca al ángel de la luz, pero permanecen en la misma lógica ancestral. Les gusta entonces recordarse a nuestros buenos recuerdos, y estarán los males que experimentaremos que llevaran nosotros a orar. El resultado será más fácil de conseguir, ya que sin reconsideración y elevación de nuestra alma en la lógica suprema de Dios en Cristo Jesús, pero la factura se pagará después por una necesidad de un compromiso cada vez mayor a orar, tomando así cada vez más el lugar de Jesús.

En este tipo de rezos, nos alejamos un poco más cada día la meta buscada por Dios, de la renovación de nuestra alma en la dimensión divina, al provecho de de efectos benéficos terrestres que interpretaremos como provenientes de una dimensión espiritual superior a la de nosotros; ¿Pero cuál? ¿Ésta de Dios o del enemigo de nuestras almas?

En algunas iglesias, vemos además la representación de estos santos por estas estatuas de piedra  delante cuales muchos pasan prosternando se. Estas fueron sin duda creadas en un objetivo más o menos educativo, en una época donde el analfabetismo obligó algunos de nuestros ancestros a crear estas representaciones para la educación de todos. Debemos sin embargo denunciar estas prácticas cuando somos conscientes de la perdición en que estos principios conducen a una gran mayoría de los cristianos, que a veces van hasta hacer grandes procesiones detrás de los huesos de estas muertes, cada año. En efecto, estas prácticas violan el primer mandamiento que Dios dio a Moisés en las mesas de piedra, como sólo hemos leído en (Éxodos: 20-1/6) Entonces Dios habló todas estas palabras diciendo: "Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre (de la esclavitud). "No tendrás otros dioses delante de Mí.

"No te harás ningún ídolo (imagen tallada), ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. "No los adorarás (No te inclinarás ante ellos) ni los servirás (ni los honrarás). Porque Yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso…//

Sea cual sea nivel, la idolatría fue y queda, la gangrena del cristiano. Ya está en el estado de la mente en la cual rendimos un culto a Dios, cuando nosotros mismos nos imponemos la presencia al culto del domingo, mientras nuestro corazón está en otro lado. Lo hacemos entonces “para” estar agradando a Dios, como si, a la imagen de un hombre, Él podría ser motivado, por la presencia de una persona cuya la mente está lejos del Suyo. ¿Cree usted así, que éste que es bautizado del Espíritu Santo se escapará a esto, si no vuelve de sus acciones y no pasa a través del arrepentimiento a la Cruz? Por supuesto que no!

Si para ir a la guerra, le damos un arma a un soldado, éste  evitará que se mate si se niega a usarlo; ¿O lo que es aún más importante, si le vuelve contra sí mismo? Claro que no! Entonces cuando Dios nos arma suficientemente por el Espíritu Santo para derrotar al enemigo, y preferimos hacer unas locuras con él, no deberíamos estar sorprendidos de que el Señor no nos sigue en nuestro pecado, pero nos llevará más responsable.

Magia blanca y magia negra.

 

 

Ahora que nos hemos tratado una gran parte de la idolatría y algunas de sus consecuencias directas e indirectas, probablemente comprenderá usted un poco mejor lo que dije en la página 72 y ya en resumen de este libro, sobre el uso de la magia blanca, contra la magia negra, es como monta tanto y tanto monta, o que es todavía como hacer vigilar su casa por el ladrón. El grado de camuflaje del enemigo es ciertamente diferente, pero la naturaleza sigue siendo la misma, es lo que entrampa muchos. Esto puede dar la impresión que magia blanca lucha contra el mal, mientras que tienen el mismo y único maestro: Satanás; en las dimensiones de la violencia carnal más o menos disfrazadas! Aseguro usted que nunca está dividido contra sí mismo. Poco importa por Él, que la magia blanca puede más que la magia negra, por ejemplo, puesto que él es el maestro de los dos. Es la perdición de nuestra alma que le interese, y como en uno o en el otro nos perdemos cuerpo y alma, poco importa a Él. Sean cuales sean las prácticas de magia usadas, aunque las apariencias en el cuerpo pueden ser tramposas para mejor engañar a los débiles, nuestra alma se pierde en estas prácticas condenadas por Jehová.

El que libera nunca está Satanás, pero sólo Jehová y por la única manera que dio a los hombres: por Jesucristo su Hijo unigénito! Si había sido suficiente para dejar nuestra educación en manos de la mujer que Él había elegido para dar a su hijo una vida sobre tierra, Dios el Padre nunca habría dado una parte de sí mismo que era en Él desde toda la eternidad, hasta hacerle dar su vida sobre la madera. Habría bastado para Él que nos dé la ley, a fin de que la cumpliéramos nosotros mismos, porque esta mujer no era diferente de otras mujeres que vivieron y que siguen viviendo en la tierra hoy. Esta es la razón por qué Jesús era "Dios hecho hombre". ¿Qué valor tendría si no fuera por nosotros la victoria de Jesús en la Cruz, si nació extraterrestre, porque traído al mundo por una extraterrestre y en ninguna manera desde un hombre? Entonces estamos en el punto de partida y somos forzados a dar nos cuenta que SÓLO Jesús podía cumplir todo, porque Él mismo era nacido de Dios en el útero mismo de su madre.

Si volvemos a “María”, es precisamente porque varias clases de magia blanca son practicadas por la usurpación del nombre de ésta, cuyo fueron testigos Marie-Claude y yo, cuando nos dirigimos a esta joven, que, según su relato, tuvo un aborto espontáneo a la página 109. Esta búsqueda de protección nos había inmediatamente llevado a peor, como también hablamos de este "Monseñor" en la página 110 luego en página 195. Todas estas diferentes magias blancas se practican a través de "deidades", egipcio, griego, Incas, budista, cristiano u otro, pero no son menos verdaderos ídolos y así falsos dioses, por consiguiente verdaderos demonios. Por lo que había sido nuestros errores cuando fuimos abordados este "Monseñor", Marie-Claude y yo, que era este "dios elefante", sin duda un cierto dios egipcio.

Algunos se sorprenderán quizás que sitio de tales ídolos en la trampa que Satanás puede tender a los cristianos, pero a raíz de una broma de mi parte con respecto a los orígenes de esta "Monseñor", una mujer cuyo conocimiento de la ley mostró bien sus orígenes cristianos incurridos, me había sermoneado muy duramente, en la sala de espera de este hombre. Por otro lado, aunque no estuvo involucrado en una vida de la iglesia local, Marie-Claude había no menos educado a sus hijos a orar a Jesús cada noche, ella estaba hablando con él regularmente y había puesto a Christophe, su hijo en la Universidad Católica. Si ella no sabía que Jesús entendía, eso no previno el señor para cumplir con sus oraciones y las de sus hijos.

El cristiano es ante todo éste que ora a Jesús y que Le reconoce como el Hijo único del Dios viviendo, Jehová, que dio a su propio Hijo en la Cruz, para que todo aquél que crea en él no perezca sino que tenga vida eterna. Por supuesto, el cristiano es también quien quiere antes que nada, hacer la voluntad de Dios, pero si no conoce perfectamente, no es necesariamente impugnable. Hay varios cristianos un poco desacertados, otros un poco más y algunos todavía más, pero nuestro objetivo no debe ser de denigrar los. Son las primeras víctimas del enemigo, los primeros “zorros” a poner " la pata en la trampa". Es por esta razón que debemos amar los tanto más, que reconocen a Jesús como su Salvador. Debemos sufrir de sus sufrimientos morales, uniendo nosotros a sus esfuerzos para abrir las mandíbulas de la trampa que se cierran sobre ellos. Podemos evidentemente dar sólo eso que otros están dispuestos a recibir, pero la alegría profunda e inexplicable que Dios pone en el corazón éste que Él renueva con su Espíritu Santo, debemos aspirar a dar sed a ellos de esto.

Un buen número puede vivir efectivamente en el error por ejemplo de idolatría por la que han sido engañados a veces desde su infancia. ¿Si yo les criticaría y les condenaría, haría yo algo mejor, yo que sé no tener derecho a condenar? Cierto que debemos condenar ciertas prácticas, pero una vez más, nunca el pecador. ¿Cuántas personas en realidad nunca recibieron otras enseñanzas en las que la oración de los Santos está una práctica espiritual esencial, respetuosa y buena para crecer delante de Dios, mientras que el bautismo del Espíritu Santo ni siquiera no se les han enseñado; ¿Cómo estas personas sinceras no caerán en errores aún más gruesos, no se uniendo a prácticas tales como la magia, ocultismo, brujería o Espiritismo? La falta de contacto con Dios, hace de ellos un poco como el ciego, que sigue la práctica inmutable de sus antepasados, bajo la apariencia de las mismas religiones, sin hacerse más preguntas. No son los culpables más que otros, pero su confianza en la educación les ha cegado a la verdadera naturaleza de Dios. Cada uno sin duda reportará según sus responsabilidades, pero también según su fe.

A riesgo de decepcionar a algunos, no compararemos diferentes prácticas, magia blanca, magia negra, brujería, no conociendo las yo mismo bastante en detallo y desinteresando me totalmente de éstas. Me bastan a la triste experiencia de sus fechorías en el pasado. o sus manifestaciones de lo paranormal, para me doy cuenta no tiene nada que ver con lo que el Señor lo hice desde este tiempo en mi propio corazón.

Todas estas prácticas no llevan el mismo puede traer la paz y los preceptos que él nos enseñó a amar uno al otro. Si vinimos a ver el mejor, el más espiritual, el más cerca de lo que nos enseña la palabra de Dios y "el más cercano" al hijo de Dios en la persona de la madre de Jesús; y para sacar la conclusión de que esto es sólo una filosofía espiritual completamente no relacionada con la dimensión dada por Dios en Jesús, sino una simple educación más delgadas de la carne, entonces: ¿Qué puede ser el resto?

Si de hecho, donde Satanás aparece como un ángel de luz, está sólo engaño, magia, dominación u otras cosas similares, allí donde se apareció realmente según su verdadera naturaleza de la doma por la maldad, la venganza, los sacrificios rituales, sin mencionar la inmensa gama intermedia, espíritus animistas u otros : QUÉ ENCONTRAREMOS EN TODO ESTO?

Si abrimos los ojos, veremos que todas estas prácticas ancestrales africanas lideradas por morabitos o grandes magos, son sólo una extensa búsqueda de dominación sobre el hombre por una acción espiritual. Son descendientes para la mayoría de fetiche y a veces incluso apelan a drogas alucinógenas, pero están nunca con respecto a la enseñanza de Jesús, que representa la victoria del bien sobre el mal, la victoria del amor sobre el odio. En cualquiera de estos personajes, nunca son la transparencia de los espíritus invocados, sólo el poder se considera estando atribuido a ellos. ¿Si nos fijamos un poco más cerca las propuestas de todos estos magos, están ellas al servicio del amor de Dios, el amor de los demás, el amor y el bien de nuestro prójimo? Sirven en cambio todas las pasiones y todos los odios que emergen de los seres humanos impulsados por su “carne”, así que proviniendo del enemigo.

Nos encontramos por ejemplo estas prácticas de brujería para volver a tomar el hombre que dejó a ella para otra mujer, y que ella considera todavía a ser  “su” propiedad. La lógica de la carne se otorga fácilmente de los derechos sobre otros, con el pretexto de su sufrimiento, porque construido por el egoísmo, este “programa” existe para satisfacer las solas necesidades de nuestro cuerpo y en lo que la cohabitación tiene interés solamente para su propia supervivencia. Esta es la razón por la qué después de seducción, esta lógica se siente aplastada por la derrota o pasa a la dominación con más fuerte que ella, en una dimensión en la que la venganza y el asesinato pueden convertirse en justicia. Ella no tiene la reconsideración como encontramos en la lógica del Amor del prójimo en Jesucristo, su amor siendo egocéntrico y posesivo. Es así que, mismo el cristiano nacido del Espíritu Santo, puede quedar atrapado para dar razón de tales prácticas para proteger se o los suyos, especialmente si ha conservado la costumbre de rezar a los Santos, visto que el origen de la oración del practicante podrá ser estimada conveniente posiblemente el mismo como suyo, solamente de una más potente que su persona. Desgraciadamente es lo que le pasó a mi abuela.

No usted cree que con el pretexto de que hemos entrado en el tercer milenio después de la venida del Cristo sufriendo, nos deja en esto entró en una nueva área en la cual estas prácticas ya no existen. Mira en cambio como avanzan todos abiertamente como "nuevas ciencias", mientras que otra vez están renovadas de prácticas ancestrales que datan de antes de Jesús y Babilonia. Es nuestra ignorancia sobre el problema que nos lleva a considerarlas como noticias. Así, éste que  está ilusionado desde su infancia en la idolatría de los santos, desde un nombre como Santo “fulano” que él solía orar cuando va en coche por ejemplo, que a menudo no sabe ni siquiera la historia u origen, a santo “tal otro” cuando perdió su aguja de coser. ¿Qué verá como cambio? ¿Si doy el nombre de santo “tal otro”, a mi famosa deidad elefante, cómo él hará la diferencia? Es a menudo suficiente de difíciles circunstancias, tales como enfermedad o separación por ejemplo, decirle a alguien tan ignorante como el primero, "me fui curando o he tenido razón de éste que me hizo daño dirigiendo me con tal personaje, tal marabú, haz lo mismo y ve: eso funciona!

Para tomar de nuevo el ejemplo de esta mujer deseosa de recuperar a su marido, esta buena cristiana un poco ingenua, se saltará entonces a pies juntillas y caerá en una trampa más grande que cualquier otra que hasta entonces había caído. Ciertamente habrá actuado conducida por sus deseos de la carne y no por el Espíritu Santo y habrá controlado de ninguna manera esto que dice la palabra de Dios de esta acción. Seguirá siendo  obviamente cristiana si ella no negó a Jesús, pero una cristiana más profundamente en error, actuando de manera cada vez más pagana! ¿Así???

El papel de los hermanos, los de la iglesia de Cristo, aquellos que la rodean y tienen comprensión de su acto, no deben condenar a rechazar la como una desordenada, como tan a menudo es el caso. Si ellos mismos actúan conforme a la palabra de Dios, esto será, a contrario, de amarla en primero dos veces más, con el fin de decir a ella las palabras que la convencerá de idolatría, magia o de muchos otras trampas. ¿Si aquellos que tienen el conocimiento la rechazan, como será ella enseñada?

Jesús nos dice en (Lucas 15-4/7): "¿Qué hombre de ustedes, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla? "Al encontrarla, la pone sobre sus hombros, gozoso. "Cuando llega a su casa, reúne a los amigos y a los vecinos, diciéndoles: 'Alégrense conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido.'

"Les digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.//

No es porque un cristiano o cristiana ha ya recibido a Jesús en su corazón, que él o ella no pueden caer en cualquier trampa del enemigo que sea. ¿Si condenamos el individuo a causa de sus prácticas, ciertamente condenables, cómo podrá ver claramente entre él mismo y sus acciones, cómo no se sentirá culpable? En el caso de esta mujer que se fue dirigida por un curandero o una bruja, o tiene alguna divinidad por consejo de un tercero; Si ésta en realidad se une a los resultados sobrenaturales de la realización de su voluntad, ¿cómo sabrá si este sobrenatural le viene de Dios o del enemigo? ¿Cree usted en eso, que Satanás no puede "bendecir"?

Puede sin embargo a veces lograr lo que a nuestros ojos humanos aparece como milagros, a ver incluso beneficios, porque si se hace nuestra alma un poco más cautiva, un poco más dependiente de Él, no importa a Él. En el ejemplo de la mujer sujetada al regreso del marido, aparte de que el marido será eventualmente físicamente regresado, ¿cree usted que esto traerá frutos según Dios en la vida y el corazón de uno de ellos o en su pareja? Está sin embargo a lo que debemos mirar por dar nos cuenta y comprender si realmente estamos en los caminos de Dios, en el camino correcto. A saber si pasamos por la puerta pequeña y no la grande. Si nuestro motivo por lo tanto, nos empujó a un deseo de rivalidad, venganza, superioridad, odio o cualquier otra fruta mala de la carne que ya hemos visto en Gálatas 5 19/21; si consideramos que esto es sólo la justicia, entonces ATENCÍON PELIGRO.

Tomamos aún un ejemplo: "la oración contra el fuego".

Ciertamente algunos de ustedes habrán visto practicar, practicado a sí mismos, o simplemente oído decir.  Para otros, sepa que existe y que generalmente: funciona! Por mi parte, recuerdo que mi abuela la usaba, y para mi sorpresa, he tenido la oportunidad en 1995 para ver que ella todavía, estaba practicada a través de una persona de 20 años que estuvo apelando a ésta. Hay por lo tanto no sólo los ancianos que son propensos a ser atrapado por el enemigo de nuestras almas. Será hoy, a menudo utilizada por una anciana o un anciano, por oraciones murmuradas en voz baja. ¿Yo no podría decir que hay varias, pero por lo menos una de entre ella, muy practicada y probablemente la más "eficiente", habla de Jesús, pero quién glorifica ella? Judas! Sí, usted ha leído correctamente, Judas Iscariote, éste que vendió a Jesús por treinta monedas de plata, y que luego fue a ahorcarse. Cada vez que usamos este tipo de prácticas, encadenamos más nuestra alma a Satanás. ¡ No seamos sorprendidos de “obtener” '!

¿Obtener por gracia como con Jesús? ¿O obtener a causa de la prostitución de nuestras almas al mentiroso y usurpador? Es un ejemplo flagrante de engaño donde Jesucristo es sin embargo citado. Adelante por lo tanto, para ir a buscar el beneficio de las diferentes prácticas, diferentes “milagros”, aunque éste que les utiliza nos dice que vienen desde el cielo, fijémonos en qué parte del “cielo” vienen. Vamos a ver si nos conducen al arrepentimiento de nuestros malos actos, o simplemente a tener razón contra otros o incluso dolores de cabeza causados por nuestros mal comportamientos.

El joven que había utilizado la oración contra el fuego, la había usado como una “cura” para las quemaduras solares. Estaba sin embargo no una cura de quemadura, pero un remedio para eliminar el "fuego". A través del alivio de su sufrimiento, él no ha sido necesario tomado conciencia de que la sobreexposición al sol puede ser peligrosa para su organismo, y llevar le posiblemente al cáncer de piel. Este alivio providencial le llevará en cambio a posteriormente a pasar por alto esta precaución elemental de protección. Este señuelo será, por tanto, lo llevó al atolondramiento de la quemadura, y luego como vimos para los espirituales lazos al atolondramiento de muchas otras situaciones, así que eso si posible toda su vida sea infectados de esta imprudencia.

El método empleado por los traficantes de droga es conocido: un tiempo la ofrecen libre, sabiendo que su inversión no es en vano, y que les reportará beneficios en su momento. El día donde el solicitante realmente comenzará a percibir un cierto atractivo a sentir una necesidad real, por lo tanto deberá pagar. Estos personajes saben que a menudo será para el resto de la vida de este desafortunado y por lo menos para muchos años. Si tiene la oportunidad de no ir hasta la sobredosis, se habrá sin embargo envenado a su vida y a menudo esta de los amaba y a menudo será ido al extremo, como la prostitución o el robo para procurarse su necesidad diaria...

El espiritismo

 

 

En penúltimo lugar de este capítulo, vamos a discutir los efectos del Espiritismo, que significa buscar contacto con los espíritus humanos desencarnados; o en otras palabras, los espíritus de los muertos. Añadiremos sólo pocas cosas, después de lo que ya tenemos visto en la página 62 et 71, y lo que me había traído estos libros de Lobsang Rampa, como motivación para dialogar con el alma de los muertos. Yo había ya intentado varias veces la salir de mi cuerpo sin éxito, pero allí, en el sufrimiento de la muerte de mi padre, que iba a buscar para entrar en contacto con su alma, como le dije a usted. Percibí ninguna palabra, de eso que esperaba a percibir entonces, pero se noté en las horas que siguieron, los cambios en mí comportamiento que me daba miedo, y contra el cual yo no podía luchar. Me acusaba entonces yo mismo de este comportamiento, pero lo que estaba volviendo me estaba más fuerte que yo.

Si habría que partir de esta constatación por sí solo, esto demuestra bien que no era con alma de mi padre que me entré en contacto, pero con los espíritus familiares, de los espíritus inmundos. Obviamente me abstengo de comentario en el nivel de la impureza tan la cosa fuera enorme. En relación con el término familiar, aunque esta expresión se pasa de explicación, debo decir que no estaban quizás unidos a mi familia por varias generaciones, pero que por lo menos eran con mi padre desde ya mucho tiempo. El punto de partida para mis antepasados probablemente había sido de los lazos conduciendo a de los pecados muy característicos, pero también podría ser como para cada uno, de las corrientes principales de pensamiento, como estaba mi caso en lo que concierne el espíritu de competencia, muy marcado en cuanto a la bicicleta pequeña, en el escaparate de la página 20 luego en el capítulo 3 a la página 23. Para uno como para el otro, le dije a usted desde las primeras líneas, aunque cristiano, mi padre estaba sin embargo en varios errores. Por un lado era idólatra de “María”, pero sin entrar en detalles, muchas otras cosas se estaban sumadas a esto.

¿Entonces qué se pasó para mí? Estos espíritus inmundos con los cuales yo estaba entrado en contacto directamente sin darme cuenta, tuvieron cuidado bien a no manifestar se por vía oral en la oreja, como yo mismo estaba esperando lo. Esto solamente no les impidió sin embargo para llevarme en irregularidades, así con la mejor manera que tenían a contestarme. Lo que había pensado nunca oír, lo tenía por el contrario siempre percibido tan convincente pensamientos personales, puesto que desde este tiempo, yo no cesé para obedecer a ellos. Yo había obtenido de Satanás lo que pedí, sin saber que era hacia Él, que me estaba dirigido. Desde ese día, Él tuve más que para pasar a su banco para recibir su merecido, mi pérdida y sufrimiento. Puedo asegurarle que Él no se priva de eso, a mi gran desesperación, sino más importante aún, las grandes decepciones de toda mi familia.

Aquellos que entran en tales prácticas no se dan necesariamente cuenta sin embargo de una manera tan flagrante que fue para mí. Según los espíritus y la persona sí misma, muchos encontrarán sus cambios de comportamientos, actitud todo lo que hay de más justificado. Tomemos un ejemplo de una persona que nunca fue capaz de gestionar el más pequeño céntimo y se enfrenta a una fortuna, en las mismas circunstancias que me pasó. Confundirá fácilmente avaricia y sabiduría y su nueva facilidad para recaudar dinero demostrará a él, el bien fundada de su práctica, mientras que al mismo tiempo se convierte en neurasténico y cascarrabias, deprimidos, enojados o...

Si para mi, el pecado fue descarado, para otros, le será a veces mucho menos. Aquellos que caen en las redes de esta manera tendrán todavía más dificultades para detectarlo, pero el pecado permanecerá sin embargo el pecado. Es también allí la trampa que tenemos fácilmente condenar a cualquier persona que se encontraría cogido en él, sin mirar a nosotros mismos.

Hace ahora varios años, Marie-Claude y yo conocimos a un niño de trece años, que era casi repentinamente se convirtió en un niño de la calle, según su madre. Su padre era un vagabundo en las calles, pero este niño se había convertido en él sin que nada se sea manifestado primero en sus intenciones. No teníamos lamentablemente experiencia en este campo a la época, pero como habíamos mucho hablado de Jesús con él, Marie-Claude y yo, habíamos  abordado sin embargo un diálogo para que puede confiar se en nosotros. En la candidez de sus trece años, había estado orgulloso de revelar a nosotros que había participado una sola vez en una sesión de espiritismo. Con otros chavales más o menos edad, llamaron a los espíritus con un vaso alrededor de una mesa. Ese día, porque él era "el estorbo", este vaso estalló lo en la figura. Después de totalización de los períodos de su vida, era el momento donde empezó a vivir en la calle. ¿No parece extraño a usted?

Si llega a ser consciente de tanto engaño del enemigo en él, el cristiano puede ser liberado muy fácilmente, ya que el dio realmente su vida a Jesucristo, que acepta de arrepentirse a partir de esto profundamente porque contrario a Dios será, y después de la Cruz y su victoria sobre la tentación, no perpetúa el pecado.

Lo más importante permanece la toma de conciencia, porque las cosas pueden ir muy rápidamente después, si nos negamos a beber la copa del enemigo. Cada uno de los que tuvieron un día este tipo de prácticas, pueden entrar en meditación delante de Dios en el ayuno y la oración, y sin duda descubrirán en ellos, de los cambios en su comportamiento consecutivos a esta práctica. Esto será entonces a ellos de tomar en cuenta el camino que recorrer, porque cada uno permanece el único que manda de su destino ante Dios, pero no olvidemos que la libertad del Reino de los Cielos ya en esta tierra, pertenece a los violentos. Aquél que rechaza cualquier forma de combate, especialmente espiritual para su propia liberación y la de su familia, no puede reclamar cualquier otro destino que terminar su vida con Satanás como maestro de la mayor parte de él mismo, alma y espíritu.

La maldición de Dios.

 

 

Este último punto que vamos a ver, relevante a este tema de las trampas del cristiano, quizás merecería a él solo un capítulo a causa del tema que trata. Esta trampa de la maldición, continúa debido a nuestro desconocimiento concerniente a ella, principalmente a través de la pareja, y es en esto que el tema podría llegar a ser más grande que éste que trataremos, si ampliaríamos nuestra mirada a la formación de “familias" espirituales, o a nivel mundial, entre la iglesia e Israel. Muchos consideran la maldición de Dios como algo inmutable y casi lógico, siguiendo un pecado demasiado comprometido en maneras alejadas de Dios, pero piensan que el mismo castigo de Dios no es plausible para con el mundo cristiano, especialmente si los interesados son sinceros y bautizados del Espíritu. Esta sentencia de Dios se produjo en nosotros mismos o en nuestros ascendientes, hace parte sin embargo de las trampas que el enemigo puede traer a los cristianos, sólo por la asimilación de su comportamiento a su propia voluntad, como si Satanás no tenía derecho sobre ellos en relación con las sanciones anteriores. Esto les lleva a luchar carnalmente en la culpabilidad contra las tentaciones, porque se consideran liberados en lo que conciernen ellos mismos y sus seres queridos de todas las influencias del enemigo, incluso aquellas que no han derrotado con la ayuda de Jesús, con el pretexto de que un cristiano sabe no tener el derecho de cometer tal error. Si uno de ellos cae en un comportamiento que no se puede superar y que cada uno considera como un “Pecado”', le acusan de eso y él también por la culpabilidad haciéndose como único responsable sin ver la parte utilizada por el enemigo. Se niegan así a dejarse conducir humildemente por Dios en la posibilidad de tener que luchar contra esta parte seguía siendo carnal en ellos, porque ellos ven el error que pertenecen a la persona en cuestión. Pueden subir a despreciar su propio conjunto de profundo desprecio, confundiéndolo con la carga sobre él, sin tomar conciencia que por este desprecio y esta condenación, acumulan una carga similar sobre ellos mismos. Se consideran entonces traicionados por este cónyuge, y más bien que combatir mano en la mano para ayudarse mutualmente y salir de este problema, prefieran apoyar le sobre la cabeza a causa de su malo estado original o su falta de "voluntad". Éstos olviden sin embargo, que Jesús vino por los enfermos y los inválidos. Esto está su enorme trampa de creer se liberados de todo por su solo conocimiento, porque aunque en realidad dieron razón carnalmente a Dios, Dios se asegurarán de que su error es totalmente barrido por un nacimiento real del espíritu. ¿Cómo esta construcción con base carnal podrá ser cazada, y que su alma sea renovada, si no se enfrentan alguna vez al problema, no siquiera para rechazar el espíritu correspondiente?

A riesgo de repetirme, es por esta razón que tratamos a este tema en este capítulo de las trampas de los cristianos, mientras que le podríamos dar a este tema de sentencia de Dios, un capítulo entero después los lazos y la ceguera.

Dios ciertamente no hace caer su maldición por casualidad sobre uno o el otro, para jugarse de los hombres, pero a causa del pecado cometido y vivido durante muchos demasiados años, o relacionados con un hecho de vida muy particular, que la ley menciona. Si es relativo a una situación de pecado demasiado perpetrado, esta maldición seguirá una terquedad de la persona a permanecer en las vías alejadas de la voluntad de Dios, en una progresión que ya hemos visto: por el simple pecado, entonces el acuerdo voluntario para el pecado resultante a los enlaces, que son derechos adicionales del enemigo, seguida por la ceguera que ya es un castigo de Dios, hasta que la maldición que puede ser una sentencia durante varias generaciones (véase la historia de Eli y sus hijos en 1 Samuel 1-4, pero también en un histórico más forma, la historia de las familias reales francesa que se casaron entre primos primas y sufrió las maldiciones de la endogamia).

Si esta maldición está anterior a nuestro bautismo en el Espíritu Santo, cuando venimos a Jesús, le damos toda nuestra vida, será completamente blanqueada, pero por cuánto tiempo? ¿Cree usted que Satanás se adhiere a una causa definitivamente pasada y doblará inmediatamente equipaje?

Permanecerá a él a contrario toda la vida para intentar recuperar nosotros, además que un día o el otro necesitaremos meter lo en derrota en una novedad de reacciones a reconstruir nuestra alma según Dios. Jesús, nacido del Espíritu Santo desde el vientre de su madre fue confrontado a la desobediencia, ¿entonces, cómo podríamos evitar este ciclo? Nuestro "coach" será ciertamente allí para guiarnos, pero si le seguimos sólo tímidamente y poco más de lo siguieron nuestros antepasados en relación con una peculiaridad de nuestra familia, no seamos tan estúpidos creer que abdicará definitivamente sus derechos de propiedad.

Satanás ciertamente reanudaría su trabajo a cero si nuestra dimensión carnal se afeitó totalmente en nuestra alma, pero si nuestro trabajo no es para unos pocos puntos porcentuales de tolerancia de Dios en cualquier área de nosotros, se entiende que se reanudará más fácilmente en el campo donde somos los más vulnerables. Desde el primer momento de nuestra conversión volvió a trabajar gradualmente a nuestra perdición, y especialmente al pecado habiendo generado esta maldición. ¿Es obvio que Jesús es y será siendo nuestro abogado, pero dejaremos a él siempre teniendo el derecho sobre el enemigo? Éste que desde el principio de su conversión comenzara a trabajar en el arrepentimiento, durante todo el tiempo de este trabajo, se conservará así por los ataques del enemigo, pero ¿qué se pasará el día de la prueba de la tentación? Satanás sabe que la mayoría de nosotros a pasar un día u otro por la puerta grande en relación con uno u otro de estas “piedras en forma de camembert”, que inevitablemente prevalecen en nuestro camino. Si el espíritu de la piedra es derrotado, sin duda no será ningún problema, pero ¿cuánto, en cambio, comenzarán a usar de mala manera la Azada de la página 133 y entonces a asimilar el pecado a ellos mismos, más fácilmente que considerarán este pecado más censurable, por lo tanto aún menos aceptable para un cristiano.

La verdadera trampa para la mayoría de los cristianos se encuentra en su presunción de haber pasado esta fase por su conocimiento, y creer se protegidos de esto para siempre. En este caso los derechos de Satanás reanudarán así la vida que en un tiempo más o menos largo, pero si tenía sólo esta simple piedra en forma de camembert restaurando la vida a la maldición, y actuando solamente sobre el portador de la maldición, tal vez esto no sería la verdadera trampa.

Respecto a esta sentencia de Dios, no hay en realidad sólo el "portador" de esta maldición, que se encuentra sujeta a las dificultades en relación con esta sanción pasada, sino también el cónyuge que llega en la familia por medio de una vida en común. Este cónyuge  entonces se sumerge bajo esta maldición con respecto a su entrada en la familia ella misma bajo la maldición. El enemigo le utilizara entonces exactamente del mismo modo que si la persona entrante había sido siempre una parte integral de esta maldición. Devenido una sola carne con su cónyuge, será por lo tanto sujetada a de las reacciones que se las arreglará para aún más difícil, que va ser acosado por conductas excesivas frente a los que conocía hasta entonces, a los cuales dará razón muy rápidamente: (Efesios 5-31/32), POR ESTO EL HOMBRE DEJARA A SU PADRE Y A SU MADRE, Y SE UNIRA A SU MUJER, Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE.

Grande es este misterio, pero hablo con referencia a Cristo y a la iglesia. //

La renovación del espíritu que Jesús quiere lograr en nosotros, nos llevará un día a la renovación total de nuestra psicología carnal y para entonces, su esposa sin que tenga mancha ni arruga, convertido ya en una dimensión psicológica que es idéntica a la de Jesús sobre la tierra, sin ninguna apunte ancla a Satanás, para que eso ocurra a su regreso. Lo que es cierto entre Cristo y la iglesia, sigue siendo cierto entre los cónyuges, visto que las primeras iglesias comienza en nuestra propia casa. Se va por lo tanto semejantemente del marido para su esposa, que Jesús para su Iglesia, porque más allá de lo que el marido debe estar dispuesto a dejarlo todo para hacer la voluntad de Dios, debe estar dispuesto a permitir que todas las promesas de Dios relativos a él, por trabajar en la única salvación de su esposa, su iglesia, en la misma obediencia que Jesús logran para nosotros en la Cruz. De lo contrario, la dimensión carnal del marido rápidamente tenderá a convertirse en dominante si es siervo de Dios y lo llevará a establecer un autoritarismo conflictivo hacia su esposa y la parte del cuerpo de Cristo que tiene bajo su tutela.

El portador de la maldición casándose con una persona que le parecerá ideal al principio según sus sentimientos, verá por lo tanto los comportamientos del cónyuge irresistiblemente desplazarse hacia lo que se negó. Mientras este portador no estará en la santificación correspondiente en la que Dios quiere que sea el ganador, su conjunto será lo contrario de lo que desea, doblando se debajo de un peso que él no entenderá y cuyo culpara posiblemente él mismo. Si el "portador" hace de su cónyuge totalmente responsable de los errores que perpetúa, será así a condenar a la víctima de su propia maldición. Es así que la sanción seguirá de generación en generación, hasta que no tendrá ruptura debido a un descuento total de los contadores a cero, con una victoria completa común para la pareja sobre la tentación al pecado inicial de los unos y los otros.

Dios sabe muy bien que mientras estamos bajo el peso de una maldición por su parte, quienquiera que seamos, seremos incapaces de cumplir su voluntad. Es por esto que si las dos personas concernidas son bautizadas del Espíritu Santo, el remedio es simple cuando Dios muestra este tipo de particularidad, simplemente pedir a Él humildemente la levantada de ésta, para cumplir su voluntad. No significará sin embargo como cualquier pecado involucrado en la construcción de nuestra alma, ver incluso los que continuaran a construir la, por las circunstancias del matrimonio, serán destruidos. Un poco como vimos por la fuerte cuerda atada en ambos extremos en relación con los lazos, la cuerda que incorpora todos los pecados que generó la maldición será deshecha, un poco como le sería una gavilla. Quedará sólo entonces que convertirse en ganador de cada pecado sucesivamente y no de todos al mismo tiempo, lo que marcará la diferencia. Esta diferencia será a la imagen de escalar un vertiginoso acantilado liso y sin ningún apoyo o equipo o al subir por una escalera con muy estrechos escalones con descansillos intermedios.

La trampa para muchos cristianos en esta área, por lo tanto, se encuentra en su incomprensión de aceptar el error en el otro y especialmente en la pareja. Este malentendido será aún mayor en las actitudes externas este error va ser tan perpetrado por los cristianos desde mucho tiempo, aunque su corazón realmente desea lo contrario. La suspicacia, la condena, la duda habrán entonces prendido el espacio inicial de la confianza ciega cada dio al otro, debido a su ideal cristiano. La trampa se encuentra en el orgullo cristiano de creerse mejor que otros porque confundimos nuestra vocación, nuestro deseo, nuestra meta, con nuestro camino que lleva a la gloria de Dios nuestro Padre.

Vivimos para nosotros, el peso de esta maldición durante muchos años después nuestra conversión, Marie-Claude y yo, como un control sobre nuestras vidas y nuestra armonía marital. No podíamos avanzar juntos como es importante avanzar en la pareja, aunque tuvimos uno y el otro el todo el deseo de caminar según Dios, pero cada vez uno era haciendo un paso, el otro se movía tantos atrás. Dios me probaba sin embargo en la aplicación práctica de su voluntad a través de esto, pero si las cosas habían terminado, habría significado que uno de los dos estaría perdido para que el otro sea salvado. Eso no habría tenido ningún sentido. Teníamos los malentendidos creciendo uno hacia al otro y no queríamos caer en condenación mutua, pero con frecuencia resbalábamos, como impulsados por una mala voluntad individual. Marie-Claude a menudo me repetía que se sentía y "veía" a veces como rodeado por los brazos de uno de mis abuelos y al mismo tiempo sabía que este sería mi oración que la liberará de esta influencia. Durante varios años aunque ella me lo repetía con frecuencia, yo no tenía la oración justa y eficaz que me venía a la mente. Yo estaba por lo tanto incapaz de actuar y esperaba la revelación de Dios a este respecto. Yo estaba en expectativa y buena voluntad para actuar, pero ¿qué podía yo hacer más?

Hace dos o tres años, no fue yo, pero ella, que fue enseñada de Dios en la oración sobre este tema, y como he dicho anteriormente, tuve que pedirle a Dios, que Él alce la maldición acatada a mi familia. Esta oración pareció en el momento inusual en esta materia y la hizo, por tanto, no delante ella, pero al día siguiente, solo delante de Dios. Yo estaba un poco en la expectativa y durante las semanas que siguieron, aunque nuestros diferentes no se intensificaron, permanecieron como estacionarios. Fue sólo un mes después que empecé a percibir que algunos beneficios y sólo varios meses después de que yo informara Marie-Claude, nuestra armonía no cesando de crecer. Los malentendidos que surgieron de esta maldición no pueda resolverse sin duda no todos por arte de magia, pero la comprensión de nuestro recíproco errores comenzaron a producir una soldadura de nuestra pareja que hoy sigue creciendo. Ojalá perseveramos en esta dirección.  

Si Dios nos reveló entonces que teníamos que hacer la oración, esto no es ciertamente para que cada uno llegando a Dios, haga él mismo esta oración con el fin de evitar pasar por allí. No digo que sería demasiado fácil evitar los riesgos correspondientes, pero que esta oración podría incluso convertirse en negativa, porque yo no tenía la comprensión y aún menos la convicción de estar en el error del pecado que estaba la clave de esta maldición en mi vida. Yo habría vuelto a ser muy rápidamente aún más responsable por mis errores habituales, que habría sido alzada esta maldición. Quiero  así destacar la importancia fundamental de seguir siendo a la escucha del Espíritu Santo y no actuar religiosamente por oraciones, incluso si son buenas, que entonces llegarían inoportunamente. Antes que nos enseñe cómo hacer esta oración, Dios esperó, porque Jesús estaba obrando en este largo tiempo de trabajo en mi toma de conciencia de mis errores psicológicos. Me quedó así durante este tiempo a trabajar en la continuidad de mi salvación, sin la preocupación de algunos comportamientos excesivos de Marie-Claude, según mi percepción.

Casi como si me equivoqué en mi pecado, se convirtió en cada vez más intolerante hacia mí hasta a veces que confundió algunos de mis comportamientos con los de su ex compañero. Dios permitió esta situación, porque Él había pedido a ella, unos años antes, si ella aceptaba que Él le endurezca de su frente para que no capitule antes mi pecado. Por otra parte, eso iba à probarme en mis deseos para salir nos ambos de esta situación. Los cambios en el comportamiento de Marie-Claude, muy comprensibles en este contexto, la había hecho tornarse en mí ojos, diferente de la que Dios me había dado inicialmente, y yo mismo a menudo me sentía agraviados por sus nuevas actitudes. En mis diálogos sobre este tema con el Espíritu Santo, a menudo tuve la respuesta, de lo que hizo Jesús no considerando que estuviéramos somos perfectos para dar su vida por nosotros, pero tenía que trabajar en primer lugar a la santificación propia si quería ser ayuda a mi esposa en el tiempo donde Él, le había decidido.. Esta tarea es sin duda la más grande en los ojos de Dios, porque ella sabe ignorar todas las posibles codicias carnales por entrar en las grandes cosas, y esto sólo para la salvación de la primera persona que el Señor le confió al hombre: Su propia esposa. Esta tarea a menudo excede todos los ministerios públicos grandes, y eso es por qué nos sorprenderá sin duda ver primeros que serán los últimos y los últimos que serán los primeros. Tenemos que ser soldados de Cristo, pero no de los mercenarios.

Tenemos que ser claros, la persona que recibe el bautismo en el Espíritu Santo, se viste del hábito del soldado de Cristo que quiere avanzar en la liberación de su alma, pero cuando venimos a Él, todo queda que hacer. Desde este momento la victoria es ciertamente adquirida para nosotros, pero sólo a condición de que no cambiamos de vía, creyendo nos ya llegados. Eso queda verdadero, que tengamos dos días, cincuenta años o varias generaciones de la vida cristiana. El alma que peca es ésta que va a morir!

Seamos y permanezcamos así siempre a la escucha del Espíritu Santo y en su presencia por la oración y ayuno. Vivamos en la nube de Dios, dejándonos conducir en sus caminos preparados de antemano para nosotros y que en cambio toda la Gloria regresa a Dios. No seamos de las gentes religiosas que permanecen conectados a un solo "método", siempre dando razón a un pensamiento comunitario religioso del cual nada bueno puede salir. Tenemos riesgo si no, ya no pronto, aceptar a aquellos que diferenciará algo de nosotros. Seamos a la escucha del Espíritu Santo, nuestro amigo, adjuntados para cumplir la voluntad de Dios en Cristo Jesús nuestro señor. Amén!

Arriba Arriba Arriba Inicio del capítulo

Esta obra no puede ser objeto de ningún comercio. Se ofrece gratuitamente e informador por la Asociación

CHRETIENS DE L’ESPOIR, 2 Impasse Saint Jean – 26110 – VINSOBRES - France.

Tel. (33) 0954705737 – cristianos.esperanza@free.fr – Telex : (33) 0959705737 - Siret N° 444 684 427 00016

Inicio de este libro  Capítulo siguiente Arriba
Capítulo siguiente