Pour nous joindre, cliquez psyesp
Inicio

Para contactar nos

El Efecto Bumeran

Nuestros temas  cientificos

Los órganos genitales femeninos

¿Cuál es nuestro objetivo?

Francia y Dios

Ciencia y Fe

Ir a nuestro blog

  Leer con la música

Otros temas  espirituales

Cualquier vida nace del conocimiento

Sitios Amigos

EL EFECTO BUMERAN

CAPÍTULO 14

 

 Las trampas del cristiano

 

  

Tiradores de presagios y Cartomancia.

 


Ya hemos visto desde varios ángulos, las trampas de la gran puerta. Podríamos resumir los por el único versículo de Efesios 6-12, Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires.//  

Si el tipo de trampa para luchar contra la carne y la sangre existe verdaderamente, hay otros que son también el tamaño, en la cual sin embargo, muchos han caído y caen aún por desgracia.

Hay entre estos, los que son anunciados en (Apocalipsis 2-8 y 3-7) a las iglesias de Esmirna y Filadelfia: "la gente de la sinagoga de Satanás, que se dicen judíos y que no son porque están mintiendo. Es difícil a veces discernir entre los cristianos que son sinceros y aquéllos quienes no lo son, tan la simulación puede parecer a la verdad cuando le añadimos la falsedad espiritual de Satanás. Por esta razón volveremos a hablar de este tema en el próximo capítulo. Seguiremos a ver como un primer paso, las trampas que no ponen en duda la integridad de cada uno, pero aquellos cuyo aire inofensivo, los hacemos a menudo parecen tonterías, a ver burla. Estas son las trampas que no se debe temer porque no tienen más poder sobre nosotros si no les damos razón, pero sin embargo, es bueno alejarse de ellas. De las trampas que podrían al mismo tiempo convertirse en verdadera dinamita, si les practicamos todavía.

Entre éstos, hay cualquiera forma de adivinación, cuya forma parte la Cartomancia. Tuve la oportunidad de hablar de eso con usted a la página 89. Annette, mi ex esposa, cristiana por su enseñanza, aunque poco practicando, estaba iba a ver a una mujer muy "reconocida" en aquel momento en la ciudad de Evreux. Aquélla había entonces dado a ella este tipo de observaciones que ella misma había informado a mí: "Ella me dijo que no tenía que preocuparme porque viviré vieja y sola mucho tiempo, pero a pesar de todos los tormentos que tú me harás vivir, que nunca divorciaremos, porque estarás muerto antes".  

Muchos de aquéllos que por poco que sea dieron libre curso a este tipo de observaciones, a menudo pudieron dar se cuenta que muchas circunstancias realmente se realizaron por ellos mismos. Es generalmente sólo grandes líneas de la vida, en el cual podemos encontrar a menudo las palabras dadas en muchas circunstancias, pero es cierto que la persona frágil puede acoplarse a eso.

A través de este presagio, es evidente que el propósito principal era anunciar mi muerte antes de mi divorcio. Teniendo en cuenta los derechos de pertenencia que Satanás tenía entonces encima, era en realidad en el derecho de pedirlo a Dios, como podríamos verlo en los dos primeros capítulos de Job. Me parece a mí que mi muerte física no ocurrió esta vez, porque según mi percepción que todavía estoy vivo. Si nos fijamos en estas palabras con una mirada espiritual, sin embargo, podemos ver que la base de esta es un presagio ocurrió efectivamente, ya que, desde cuando mi nuevo nacimiento en Cristo, Satanás perdió todo derecho sobre mí, y me convertí en “la muerte” en su mundo. Mi muerte, por tanto, fue proclamada a través del propósito que buscaba Satanás físicamente, de preguntarla a Dios, pero también con la esperanza de que yo le dé  razón por mi propia autodestrucción después de mi conversión. Si el resultado físico así era mentira, hay sin embargo una “verdad” conforme a la palabra de Dios en este aspecto fundamental. Eso demuestra también muy claramente, que estas "profecías" de echadora de cartas, son en realidad sólo presagios de Satanás en lo referente a lo que Él pide a Dios contra nosotros, pero miren la cosa.

Alrededor del 15 de septiembre de 1 989, así más de un año después de mi conversión a una semana de la audiencia durante la cual iba a ser declarado oficialmente mi divorcio, tuve la oportunidad de ver la hora, el lugar y la forma en que Satanás había pedido mi muerte a Dios Yo iba a vivir el accidente de tráfico que cada uno siempre me había predicho, y que a veces que yo tenía premeditado al final mi vida en mis momentos de depre, Cuando me llegó a alcanzar el demasiado de la página 91.

El domingo de antes, Marie-Claude y yo habíamos sido hechos consientes del Espíritu Santo, que tendríamos dificultades para vivir el miércoles siguiente, pero cierto que no sabíamos de qué orden sería. Habíamos así dado solamente poco importancia a eso, permaneciendo ambos confiando en Dios para que nos guíen sobre nuestro camino.

Yo estaba trabajando en Amiens y hacía el viaje Amiens Evreux ida y vuelta, todos los días por carretera. Yo tenía entonces solamente un año de conversión, y aunque estaba convertido en muy sabio al volante en mis propios ojos, hago aún no respetado los límites de velocidad. Yo no había aun experimentado esta acción de Dios en relación con la sabiduría, que vimos en el capítulo 10 a la pagina 184.  

Esa mañana de miércoles, un cuarto de hora antes de mi partida, una violenta tormenta se arrolló en la región, pero empezó a calmarse cuando yo arranqué. Ya había visto tantas situaciones difíciles en la carretera, que no di ningún importancia en el momento. Nada en especial interpelé yo en esto, ni siquiera la más mínima aprehensión, la rutina. En una misma actitud de corazón que el mío, Marie-Claude encontró despierto por mi partida, comenzó a rezar según sus costumbres.

Comenzó así a dejarse dirigir por el Espíritu Santo para pronunciar las palabras apropiadas delante de Dios, como siempre habíamos hecho desde el comienzo de nuestra conversión, pero esta búsqueda iba a conducirla este día allí, a una oración insólita a su nivel. Desde el comienzo de esta oración, empezó a preguntar, preguntar y preguntar de nuevo: "Señor, una unción sobre Alain, una unción sobre Alain, una unción sobre Alain,...". "Durante casi un cuarto de hora, empujó por el Espíritu Santo para hacer esta oración, permanecía como bloqueada en estas palabras" Señor, una unción sobre Alain. En el momento, no entendió porqué, ella era muy interpelada como puede usted imaginar, pero sin embargo continuó a dejarse conducir en esta dirección.

Después de unos minutos, mi viaje habitual me había llegado a recuperar un nacional cuatro carriles se materializó, tan limitado a 110 kilómetros por hora. Yo no excedía la limitación ya sólo que treinta kilómetros por hora generalmente y en esa mañana, aunque yo era tarde por cuatro a cinco minutos con respecto a mi horario regular, vagueaba un poco. La cuatro carriles sobre la cual yo circulaba estaba todavía muy mojada después de la tormenta, y a medida que avanzaba, yo tenía un diálogo con el Espíritu Santo como el acostumbrado. Más los minutos pasaron y más comencé sin embargo a sentir un inusual unción sobre mí. De instante en instante esta unción creció tanto, que se convirtió casi palpable. Yo habría casi tocar a Dios, tan su presencia se convirtió en concreto. Yo iba a sólo ciento treinta, sobrenadante en una felicidad indescriptible, pero estaba sin embargo muy consciente de la situación. Después de unos minutos de felicidad, un poco como si quería quedarme sobre tierra, “me” vino en la mente: "teniendo en cuenta el retraso que tengo, es casi una falta de fe que ir tan lentamente". Sin duda estaba el malo consejero que me animó a ir más rápido, en la esperanza de perder me, pero hay que decir que antes de mi conversión, en las mismas circunstancias habría sido sin duda al máximum de las posibilidades de mi vehículo. Me aceleré no demasiado, pero quizás un poco más que ciento cuarenta sin embargo.

Estaba cabalgando en línea recta y alcancé dos vehículos en el carril izquierdo, cuando llegamos en una gran curva izquierda y comenzó a adelantar otros dos vehículos. Estos del carril izquierdo cuyo hacia parte eran sin duda más allá de las normas, pero en las condiciones de conducción aún bien común si las condiciones de la carretera seguía siendo ésta que era. Lo que no sabíamos y especialmente para mí que estaba en tercera posición, es que toda la curva fue cubierta por un gran flujo de agua y barro a lo largo de toda su longitud. Yo acababa sólo de pasar el primero de los dos vehículos, cuando inesperadamente para mí, me llegué sobre esta dificultad y de repente yo arranqué en hidropatinazo. En unos pocos metros, me encontré proyectado sobre el carril de la derecha, sin tocar uno u otro de los dos vehículos que yo pasaba.

Es inútil decir a usted qué tipo de emoción, es normal experimentar en tales casos, y aquél que ya vivió este tipo de situaciones particularmente lo sabe. Para mí, sabía tanto mejor mis sensaciones y mi concentración muy habitual en tales circunstancias, que apenas yo dejaba la competición sobre tierra, que representa en realidad un deslizamiento constante. Había además experimentado mis veinticinco años de conducción en carretera, de la misma manera como la competición y es así que en la carretera como en la carrera, me sentí cómodo al volante de un nuevo vehículo, sólo cuando había descubierto todas sus reacciones a los derrapes. Innecesario así precisar a usted, cuanto conocía mi percepción habitual; sin embargo, en lugar de todo lo que había experimentado que conocía muy bien, a diferencia de todo lo que había podido experimentar hasta ese momento y todo buen sentido humano; más tranquilo en mí mismo que soy aún antes de una simple película en la televisión, mientras que la navegación se resbalen en medio de los dos vehículos que yo pasaba, me recuerdo me haber dicho: “Extraño? Me estoy ido!”

Estaba allí, como en un sillón, pero no en la medida en la inconsciencia, como pronto yo iba a regresar los pies sobre tierra, con una pequeña décima de segundos de terror. Oscurecida por los vehículos que me precedían, me arremetía directo en la dirección de un camión que se detuvo a la derecha, frente al cual, medio oculta por su tamaño, una maraña de múltiples vehículos se acumulaban altos sobre el talud y me hizo casi imposible una maniobra por la derecha. Fue la trampa!

Después de esta pequeña décima de segundo, ya me encontré de nuevo como espectador de los dos vehículos que pasaba anteriormente. Estaban ahora a mi izquierda y obviamente tenían algunas dificultades para encajar se en el carril seguía siendo libre sin chocar con el camión, pero volví por mi parte en mi pequeña nube. Fue entonces que recuerdo me pregunta tranquilamente: "Si encuentro adherencia: o vuelva a mi carril entre los dos vehículos, pero voy a hacer una verdadera hazaña de pilotaje; o me voy a la derecha, pero me quedo con un montón de contra-ángulo para alcanzar a pasar de frente al talud y abrirme paso más allá de la obstrucción de los coches dañados. »

Sé que antes de mi conversión, como en un juego, habría intentado sin importar qué hazaña de volar y habría elegido la primera opción. Una vez más había sin embargo encontrado esta inmensa paz y me dirigía a la derecha hacia el borde de la carretera, así como la maraña de los vehículos.

Sé más que muy bien, la distancia necesaria para un coche loco en acuaplaning, con neumáticos de carretera que lleva a los dos terceros usados, en un césped mojado ya ligeramente oscurecido por el verano, a esta velocidad, tuvo que golpear cien veces por una, por lo menos los vehículos dañados. Estoy bien obviamente el único a ser capaz de decirlo, pero sé que entonces, un segundo milagro se produjo. Yo había llegado sólo a la mitad de la longitud del camión, mi rueda derecha delantera tenía no comenzado a subir sobre el talud, cuando mi coche se paró. Aún no había caminado no más que un ciento de metros. Siempre en mi pequeña nube, no incluso yo me había calado.

En este momento encontré mis sentidos usuales, di la marcha atrás y di la vuelta del camión para llevar alivio a la parte delantera. Hubo tres o cuatro automóviles más o menos enredadas, pero no hubo ningún herido. Por lo tanto, me fui inmediatamente.

El ataque del enemigo, frustrado de no poder alcanzar sus fines, sin embargo no se detuvo allí. Apenas yo había recorrido un kilómetro, en cuanto a vengarse de los derechos que él no había sido capaz de obtener de Dios, yo vivo a pesar de todo golpe las garras de Satanás. No noté en esta cuatro carriles, ningún vehículo en mi dirección o en la dirección opuesta, ni un puente, pero sin embargo recibí una piedra pequeña que rompió el parabrisas de mi coche en casi toda su anchura.

Esto me apareció entonces tan increíble y fútil, con respecto a mi primera sentencia, que la cosa me llevó a una gran risa, tan me parecía ridícula, pero también concreta. Vine a escapar de la muerte física, en el lugar, el tiempo y cómo Satanás había pedido a Dios varios años antes y había tenido sólo este pequeño derecho sobre mi parabrisas. Lo que había sido anunciado por una de su profetisa, este adivino, estaba lejos de ser falsa espiritualmente.

La cosa no podía suceder físicamente, puesto que yo estaba ya muerto para el mundo del enemigo, perfectamente muerto en Cristo Jesús, aunque mis acciones carnales habían dejado a Él, algunos derechos en contra de mi vehículo.

No había todavía sido bautizado por inmersión, puesto que mi vida ya no fue rectificada en cuanto a mi divorcio, pero yo era bautizado con el Espíritu Santo. Ya estaba así muerto para el mundo de Satanás, porque había dado mi vida a Jesucristo para caminar en novedad de vida, como ya hemos visto en Romanos 6-3/4. Esta echadora de cartas no tenía “la culpa” y en cierto sentido, Satanás había dicho la "verdad", yo estaba bien muerto en su mundo, al mundo de las tinieblas. Yo pertenecía a Jesús, y mi ex "maestro" entonces no tenía derecho sobre mí, si no el carnal pequeño porcentaje en más o menos de la perfecta voluntad de Dios para mí en este momento. Ahora usted puede entender por qué le dije a la página 132, que mi cuerpo tenía ciertamente 15 años más, y que hablaremos de nuevo de eso, porque si mi cuerpo ha envejecido un poco, mi tumba, ya se mueve atrás igualmente. Así que no tengo nada que lamentar. Tenemos nada que temer o buscar con respeto a las palabras de cartomancia, Horóscopo o cualquier cosa de este tipo, si realmente hemos dado nuestras vidas a Jesucristo. Además, para quien lea estas palabras y que es ahora el trámite de corazón para dar sinceramente y sin límites de toda su vida a Jesucristo, éste pertenece de aquí en adelante con certeza a Jesús. Jesús se hará cargo de él contra vientos y mareas, incluso si de las palabras de maldición contra él ya han hablado.

Si miramos en esta circunstancia lograda noventa y nueve por ciento por Jesús, ahora veremos lo contrario, así que cada uno, cristianos o no, puede hacer su elección.

Hace varios años, Marie-Claude y yo tuvimos la oportunidad de conocer a un hombre joven quien desafortunadamente tomó el enfoque opuesto, quizás de la misma manera que lo hacíamos entre amigos a la página 103. Después de varios años de vida cristiana muy comprometido, impulsado por sus tentaciones para saber más precisamente al sujeto de su futuro matrimonio, él fue a consultar este tipo de visionaria. El resultado no se hizo esperar, casi inmediatamente cayó en una profunda depresión, y menos de un mes más tarde, voluntariamente, trató de darse muerte disparando por sí mismo un pistola de alarma en la boca. No murió por supuesto, pero sigue siendo sin embargo lisiada de por vida. En veinticuatro o veinticinco años, con todo el conocimiento de la palabra de Dios, su error fue dirigirse a un agorero.

Como ya lo leemos en (Deuteronomio 18-10/12) "No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o que sea agorero, o hechicero, o encantador, o adivino, o espiritista, ni quien consulte a los muertos. "Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al SEÑOR; y por causa de estas abominaciones el SEÑOR tu Dios expulsará a esas naciones de delante de ti //

Estas naciones que no tenía perfecto conocimiento de la palabra de Dios, se vieron desposeídas debido a sus prácticas, entonces cuánto más fuerte razón, nosotros que tenemos el conocimiento, lo no exime del castigo si un día hacemos lo mismo y que voluntariamente estamos volviendo atrás bajo la tutela de Satán. Es allí para adiestrar nos, por lo tanto, no nos sorprendamos al recibir golpes. ¿Si le damos razón otra vez, cómo puede el Señor defendernos?

La idolatría.

  

 

De la misma manera como adivinación, la idolatría está un pecado que nos lleva a la abominación delante de Jehová, como podemos leer en (Oseas 9 10): Como uvas en el desierto hallé a Israel; Como las primicias de la higuera en su primera cosecha vi a sus padres. Pero fueron a Baal Peor y se consagraron a la vergüenza, Y se hicieron tan abominables como lo que amaban.//

Toda la gloria de Dios cuyo Israel había sido testigo a la salida de Egipto, no les había impedido a girarse hacia un dios oculto de los moabitas y volverse así abominable a los ojos de Jehová. La idolatría se encuentra en otro lugar no exclusivamente en lo que consideramos la naturaleza celestial, sino también lo que alimenta nuestras supersticiones (Levítico 26-1Ustedes no se harán ídolos, ni se levantarán imagen tallada ni pilares sagrados, ni pondrán en su tierra piedra grabada para inclinarse ante ella; porque Yo soy el SEÑOR su Dios. //

Si el ser humano se enfrenta a estos "amuletos", probablemente le siguen siendo numerosos, pero el apóstol Paul abrimos nuestros ojos a las cosas  idólatras de nuestra vida en (Efesios 5 5/6): Porque con certeza ustedes saben esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

Que nadie los engañe con palabras vanas, pues por causa de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia. 7Por tanto, no sean partícipes con ellos; //

El ídolo es cualquier circunstancia de la vida que toma el lugar de Dios en nuestros corazones y a veces nos lleva a rechazar hasta la existencia de Dios a fin de no rechazar esta parte idólatra de nosotros mismos. ¿Si podemos mencionar los que son lo más comúnmente denunciados como deseos sexuales en todas las clases, no debemos olvidar el dinero, el poder, la potencia... pero donde nos deberíamos parar si enumeraríamos a todos? Comportamientos idólatras encontramos ellos mismos en cualquier forma de comportamiento, actos, cosas, animales, seres humanos o celestiales que podemos colocar delante de Dios en nuestras vidas.

Nada puede colmar nos si no es Jehová, y aún para muchos, muchas cosas pasan antes de Él, incluso entre aquellos que a menudo están convencidos de ser buenos cristianos. Sin embargo el señor nos dice aún: (Salmo 37 4) " Deléitate asimismo en Jehová, y Él te concederá las peticiones de tu corazón."

Miremos también el primer mandamiento que Dios dio a Moisés (ej.: 20-1/6): Entonces Dios habló todas estas palabras diciendo:

"Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre (de la esclavitud).

"No tendrás otros dioses delante de Mí.

"No te harás ningún ídolo (imagen tallada), ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. "No los adorarás (No te inclinarás ante ellos) ni los servirás (ni los honrarás). Porque Yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que Me aborrecen, y muestro misericordia a millares, a los que Me aman y guardan Mis mandamientos.//

Debemos adorar al Señor nuestro Dios, sin siquiera hacer una representación de sí mismo, a fin de que Dios, Jehová el Eterno, no sea reducido a la dimensión de una persona, animal o cosa. Por el contrario, aquel que asciende a una estatura de prioridad para su vida, a ver incluso indispensable, una persona, la representación de una persona, un animal, una cosa, o incluso antes de una acción como la impureza o codicia o tantas otras cosas; Éste hace de esta persona, este animal, esta cosa, este acto, su ídolo, su dios, más alto que Dios sí mismo.

Jesús, que ahora es celestial, no tiene así que ser representado como un hombre. El apóstol Juan Le describe además a nosotros como Le vio en toda su gloria, es decir como lo es hoy y por toda la eternidad: (Apocalipsis 1-12/17), Entonces me volví para ver de quién era la voz que hablaba conmigo, y al volverme, vi siete candelabros de oro. En medio de los candelabros, vi a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido con una túnica que Le llegaba hasta los pies y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y Sus cabellos eran blancos como la blanca lana, como la nieve. Sus ojos eran como una llama de fuego. Sus pies se parecían al bronce bruñido cuando se le ha hecho refulgir en el horno, y Su voz como el ruido de muchas aguas. En Su mano derecha tenía siete estrellas, y de Su boca salía una espada aguda de dos filos. Su rostro era como el sol cuando brilla con toda su fuerza.

Cuando Lo vi, caí como muerto a Sus pies. Y El puso Su mano derecha sobre mí, diciendo: "No temas, Yo soy el Primero y el Ultimo, //

Así, si representamos Él mismo como existió en la tierra, en este cuerpo de hombre en el cual Él vino a cumplir la ley por nosotros, pecamos contra el primero mandamiento,  visto que Le depreciamos directamente a la dimensión de un sencillo hombre, un ídolo, de un amuleto. Es por esta razón que abordamos el tema con anterioridad, y que es tan fundamental reconocer Le, como nuestro Salvador y Señor personal y no sólo como este "hombre" que murió por nosotros en la Cruz, incluso si esto es verdadero. Es cierto, pero no es suficiente! Entonces ¿por qué podemos postrar nuestros corazones delante Él? En primer lugar, porque ningún otro fue de nacimiento divino desde el útero de su madre como Jesucristo y por otro lado, pero esto va de la mano, ningún otro pudo cumplir toda la Ley y después resucitar de entre los muertos. Es allí la diferencia fundamental entre los hombres y Dios hecho hombre, en la persona de Jesús. Jesús era en Dios desde toda eternidad, Él es la parte de Dios llamada el Hijo, visto que su alma sólo nació del Espíritu Santo y no de la carne. Dios es padre, hijo y Espíritu Santo. Puesto que ningún otro no pudo cumplir todo la ley, todos eran pecadores, al mínimo por su nacimiento. ¿Así, si todos fueron pecadores, quien oramos si oramos a los Santos? ¿Por lo menos para esta parte del pecado que ellos cometieron, la proporción de su educación, nacido de la “carne” y no del Espíritu Santo como Jesucristo, quién oramos? Oramos sobre todo su parte espiritual renovada por el sacrificio de Jesús en la Cruz, Dios hecho hombre, y la atribuimos a de los seres humanos, pero oramos también la parte carnal restante en el día de su muerte y que queda bajo la tutela de Satanás.

Los santos, para los cuales debemos orar, son todos aquellos que se han hecho santo a través del sacrificio de Jesús a la Cruz, y que viven hoy en día, es decir la iglesia. Si a contrario, veneramos a un santo, santificado a través del sacrificio de Jesús a la Cruz, y no como una cualidad de sí mismo, le asignamos inevitablemente parte de santidad que esta persona vivió después de su arrepentimiento y Jesús adquirió en reñida lucha. Si devolvemos a César lo que le pertenece a Dios, es decir que prostituimos la obra de Jesús a la Cruz a de los hombres o las mujeres que así elevamos a la categoría de ídolo, mientras que en la tierra, fueron quizás los más respetuosos de la obra de la Cruz.

Es a cada uno contar con Dios, si quiere absolutamente dar razón a la verdad de Dios y que él había hasta entonces sinceramente actuado al opuesto. La sinceridad es buena y indispensable pero puede ocultar muchas verdades, seamos así sujetados para ser iluminado por Dios, sean que sean los medios que Él empleará para confirmar nos sus caminos. Si nuestra pregunta ante Dios está sincera y desprovista de cualquier prejuicio, no tardará su respuesta, porque Él es vivo, a diferencia de los ídolos. Ciertamente se nos pregunta a rezar para todos los Santos, pero no a invocar a Dios por los Santos. Jesús ha dicho (Juan 14-6) Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, SÍNO por mí.// Si así nos dirigimos a Dios a través de los Santos, hacemos de ellos los iguales de Jesús, Hijo del Dios Viviente, y si estamos hablando con ellos como proveedores de beneficios, hacemos de ellos los iguales de Dios el Padre. ¿Cómo podríamos esconder la cabeza debajo del ala, hasta el punto de no ver la idolatría?

Nadie otro que Dios puede ser adorado, y por supuesto, Jesús siendo una parte de Dios, él mismo puede ser adorado, puesto que adoramos a Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Cuando prostituimos esta parte de Dios a un santo, es Dios mismo que prostituimos a este santo y convertimos éste en un ídolo. No seamos sorprendidos que este ídolo un día u otro toma el puesto de Dios en nuestra vida, significa: LA PRIMERA!

Nadie viene al Padre sino a través de Jesús, porque Jesús hace parte integrante de Dios. ¿Entonces qué diremos de la maravillosa mujer, elegida por Dios para dar nacimiento en un cuerpo humano a su propio Hijo, y que por eso está venerada por algunos? ¿Leemos  (Lucas 1-26/38) Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de Dios á una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, A una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David: y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel á donde estaba, dijo, ¡Salve, muy favorecida! el Señor es contigo: bendita tú entre las mujeres.

Mas ella, cuando le vio, se turbó de sus palabras, y pensaba qué salutación fuese ésta.

Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia cerca de Dios. Y he aquí, concebirás en tu seno, y parirás un hijo, y llamarás su nombre JESUS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo: y le dará el Señor Dios el trono de David su padre: Y reinará en la casa de Jacob por siempre; y de su reino no habrá fin.

Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? porque no conozco varón.

Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te hará sombra; por lo cual también lo Santo que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí, Elisabet tu parienta, también ella ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes á ella que es llamada la estéril: Porque ninguna cosa es imposible para Dios.

Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase á mí conforme á tu palabra. Y el ángel partió de ella.//

¿En todo esto que vemos muy bien la naturaleza divina de Jesús, sino por María, esta mujer también maravillosa y obediencia a Dios que ella haya sido, qué hay por ella? No está dicho a ella, por el ángel Gabriel él mismo en el versículo 36: aquí está tu parienta, Elisabeth... Si María tuvo una parienta, y por supuesto esto es una novedad para nadie, no era en cuanto a ella, de nacimiento divino. Como cada uno de nosotros así, que era un ser humano por derecho propio, incluso si entre todos los seres humanos, ella había sido elegida por Dios para dar a luz a su Hijo. Ella que nació como nosotros, al igual que Juan el Bautista, el más grande nacido de mujer, ¿por qué estamos haciendo de ella un camino a Dios? A fin de que nos evite este tipo de error a, Jesús ya nos había contestado "Nadie viene al Padre SINO por mí".

Los hombres hicieron de eso un 'bello' error, un error monumental, sino también una inmensa idolatría! Como toda idolatría, sin embargo tiene su revés para aquellos que quieren profundizar en el tema, porque si la Virgen María, ella misma habría sido de nacimiento divino, Jesús no tendría entonces de parte humana y toda la obra del cumplimiento de la Ley de Moisés por un hombre nacido de Dios, se suprimirán en términos humanos y probaría que el hombre no puede tomar parte en la gloria de Dios. La obra de la Cruz, por tanto, se convertiría en vena y con una dimensión similar a la de las religiones, que ven en Jesús que un simple Profeta.

La denominación "la Virgen María" es a menudo fuente de confusión para el profane. No hay nada concreto para recordar de esta denominación, porque representa la base de la obra de Dios en Cristo Jesús, pero hay que señalar sin embargo que si ella era virgen a la procreación de Jesús, tuvo otros hijos con José, su esposo (Marcos 3-31/35) Vienen después sus hermanos y su madre, y estando fuera, enviaron á él llamándole. Y la gente estaba sentada alrededor de él, y le dijeron: He aquí, tu madre y tus hermanos te buscan fuera. Y él les respondió, diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando á los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y hermanos. Porque cualquiera que hiciere la voluntad de Dios, éste es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.//

En este, Jesús no niega a su madre sus hermanos y sus hermanas, pero anuncia un tamaño mayor que la dimensión fraterna carnal, en ésta de hermanos espirituales. Es evidente que si los discípulos estaban moviéndose entre la multitud hacia Jesús y llamaban hermanos, hermanas, madres aquéllos que vinieron a Él, antes mismo de haber recibido la enseñanza sobre los hermanos espirituales, está bien que en ellos reconocieron su familia de sangre. No buscaré así a demostrar lo que se conoce de cada uno. Jesús es el único Hijo de Dios, pero no único hijo de María.

El hecho de colocar María como Santa, es hacer a ella la afrenta para ponerse en lugar de su propio hijo, como tenemos que ver si La oramos como un camino a Dios y peor aun si la oramos como un proveedor de beneficios. Es dar a ella el objetivo de tomar el lugar de su hijo, que dio su vida por cualquier pecador que se arrepiente, cuyo los de su propia madre: María. ¿Cree usted que esta mujer, que esta madre podría prostituir toda la obra de su propio hijo para su beneficio, si realmente estaba ella? ¿En el mundo, cuál madre sería capaz de tal abominación? ¿No es ir hasta faltar respeto a ella?

Satanás es muy astuto, y aunque el error data quizás de los tiempos antiguos o la gente permanecían atadas a rendir culto a los antepasados como por sincero respeto por sus ancestros, sinceridad sin embargo no se llama verdad.

¿Por qué no se sucederían unos milagros en nombre de esta persona, en cuanto a mejor soporta esta confusión, este distanciamiento de Dios que produce toda idolatría? ¿Eso no se dice a nosotros, que estos milagros se producirán en el momento en que vivimos, y que todos o casi reconocen que es el tiempo del fin? Sin embargo este tipo de milagros no serán proviniendo de Dios; (Apocalipsis 13-1/4) El dragón se paró sobre la arena del mar. Y vi que subía del mar una bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas. En sus cuernos había diez diademas (coronas), y en sus cabezas había nombres blasfemos. La bestia que vi era semejante a un leopardo, sus pies eran como los de un oso y su boca como la boca de un león. El dragón le dio su poder, su trono, y gran autoridad.

Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada. Y la tierra entera se maravilló y seguía tras la bestia. Adoraron al dragón, porque había dado autoridad a la bestia. Adoraron a la bestia, diciendo: "¿Quién es semejante a la bestia, y quién puede luchar contra ella?"//

No demos crédito a cualquier evento sobrenatural, porque es necesario para ver el fruto que lleva y aquél o aquélla que glorifica;  pero cuando se trata de seducción: ¿Cómo es más fácil de seducir a los hombres, si no por una mujer? ¿No hemos ya encontrado este escenario en el Jardín de Edén?

Hacer cada uno idolatra, juzgados así por la segunda muerte, con los asesinos no arrepentidos como lo leemos en Apocalipsis 21. Una mujer llamada  "madre de Dios". ¿Cómo no preferir la madre al hijo, cuando en la fiesta a la moda, este hijo además nos está presentado en la cuna? ¿Ciertamente Jesús Cristo vino al mundo en un establo, pero debe eso  permitir a prostituir su trabajo de humildad y de compasión de Dios para el mundo, Él que estaba desde toda eternidad en celestiales lugares? Si utilizamos sin embargo, el término "María, madre de Dios", esto no es un símbolo de un momento preciso de la historia en nada, como acabamos de ver sobre la palabra “virgen”, sino más bien un error muy grande y un gran sacrilegio, por aquél que lo vive al primero grado. Si es verdadero que Jesús fue en Dios desde toda eternita, y en esto sentido estaríamos tentados a decir que sí a esto apelativo "madre de Dios", no es menos cierto que Él vino a la tierra en nuestra naturaleza humana; razón por la cual podemos ser victoriosos en Él. Dios eligió así María para dar nacimiento a esta naturaleza humana, lo que hace de María, la madre de Jesús como un hombre, pero no de Jesús como Dios. Jesús mismo señaló esta diferencia cuando, en la boda de Caná, María trató de hacer Le intervenir antes de su tiempo, (Juan 2-4) Y le dice Jesús: ¿Qué tengo yo contigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.//  Aquel que hace de María la madre de Dios, hace así María, la madre de Dios tres veces Santo, padre, hijo y Espíritu Santo a los ojos de los profanos. Este es el error, pero también la abominación delante de Dios nuestro creador, por tantas gentes  sinceras cuyo el conocimiento bíblica sigue siendo limitado.  

Yo no querría desacreditar cualquier denominación cristiana que sea, sabiendo que por un lado, de las almas serán salvadas proviniendo de cada Iglesias descritas en Apocalipsis capítulos 2 y 3, y por otro lado, el pecado de idolatría puede ser mucho más insidioso vivido dentro de las iglesias locales con orgulloso aspecto a veces. Debemos saber sin embargo que es para que cada uno de venir ante Dios individualmente estar informados de nuestros pasos que hay que seguir, en caso de que cuando el pecado está probado, incluso si la palabra de Dios es clara sobre este tema. (Apocalipsis 17-1/6 y 18-1/8) Y uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y habló conmigo, diciendo: Ven; te mostraré el juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas; con ella los reyes de la tierra cometieron actos inmorales, y los moradores de la tierra fueron embriagados con el vino de su inmoralidad.  Y me llevó en el Espíritu a un desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata, llena de nombres blasfemos, y que tenía siete cabezas y diez cuernos. La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada con oro, piedras preciosas y perlas, y tenía en la mano una copa de oro llena de abominaciones y de las inmundicias de su inmoralidad, y sobre su frente había un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los testigos de Jesús. Y al verla, me asombré grandemente..../ ... Después de esto vi a otro ángel descender del cielo, que tenía gran poder, y la tierra fue iluminada con su gloria. Y clamó con potente voz, diciendo: ¡Cayó, cayó la gran Babilonia! Se ha convertido en habitación de demonios, en guarida de todo espíritu inmundo y en guarida de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino de la pasión de su inmoralidad, y los reyes de la tierra han cometido actos inmorales con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido con la riqueza de su sensualidad.

Y oí otra voz del cielo que decía: SALID DE ELLA, PUEBLO MÍO, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas; porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus iniquidades. Pagadle tal como ella ha pagado, y devolvedle doble según sus obras; en la copa que ella ha preparado, preparad el doble para ella. Cuanto ella se glorificó a sí misma y vivió sensualmente, así dadle tormento y duelo, porque dice en su corazón: ``YO estoy SENTADA como REINA, Y NO SOY VIUDA y nunca veré duelo. Por eso, en un solo día, vendrán sus plagas: muerte, duelo y hambre, y será quemada con fuego; porque el Señor Dios que la juzga es poderoso.//

Que cada uno experimenta así en esto, en qué iglesia, en qué asamblea se encuentra estar. Esto no me corresponde decirlo ahora, si se trata de éste o aquélla. Cada uno, bautizado del Espíritu, puede pedirlo a Dios que le abra los ojos sobre la confesión donde está alimentado por la palabra de Dios. Si ve en lo que sea un error de enseñanza, un error fundamental, entonces que no se haga ilusiones. Si se queda, por sensación segura debido a la multitud que todavía quiere creer a cualquier precio, ése, al igual que muchos de los fariseos en la época de Jesús, prefiere la sinagoga, es decir la iglesia, la asamblea, más que Dios mismo. Yo no quiero desprestigiar a nadie, al contrario, porque Dios anhela para todos ser salvados, Dios ama al pecador, sino tiene odio del pecado.

Esto no quiere decir que no tengamos que luchar contra ciertas acciones, que podría infectar nos e infectar a muchos otros. Dios ciertamente puede pedir nos que perseverar en un contexto difícil, ver rebelde, para fines que no entendemos siempre inmediatamente, pero por el bien del prójimo y no por nosotros mismos. Aquellos se salvarán no vendrá en un solo lugar a causa de la enseñanza que han recibido, sino por la puesta en práctica de su fe. Hay personas del pueblo de Dios en varias denominaciones, en diversas asambleas, en varias iglesias y atención al segregacionismo religioso. Que nadie cree así puede decir a otro, ven aquí, Él está ahí; (Mateo 24-23/26) "Entonces si alguien les dice: 'Miren, aquí está el Cristo (el Mesías),' o 'Allí está,' no lo crean. "Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. "Vean que se lo he dicho de antemano.

"Por tanto, si les dicen: 'Miren, El está en el desierto,' no vayan; o 'Miren, El está en las habitaciones interiores,' no les crean.//

Dios vive en los corazones de sus hijos y que sus hijos de la iglesia, pero quería, que se pierda nadie. Por esta razón que debemos experimentar, con la ayuda del Espíritu Santo, para saber si estamos en el lugar donde el Señor quiere nosotros No aceptemos perder nos, siguiendo enseñanzas falsas, experimentemos la palabra de Dios con la ayuda del Espíritu Santo, no nos contentemos con un poco de una cortina de humo o todavía unos milagros. Se reconoce el árbol a sus frutas, que nunca lo olvide. Los milagros en cuanto a ellos, no se mencionan como frutos del Espíritu en Gálatas 5-22 que ya hemos leído.

Yo querría sin embargo puestas en guardia de no apresurar se en la condena, porque hay tantas diferentes tamaños que hay pecadores, en la idolatría al igual que en cualquier otro pecado. Uno va a pecar de vez en cuando, el otro por el contrario, sólo va a vivir para este tipo de pecado. Toda su vida será condenada, y irá de vez en cuando hasta negar a Dios en Cristo Jesús, para el beneficio de «su ídolo», su «dios». En ambos casos tan opuestos uno a otro, aunque el pecado permaneciendo el pecado y separa nos de Dios si no arrepentimos nos, el resultado en la vida de las personas consideras, no será obviamente el mismo.

Después del desarrollo de este tema, los más escépticos a lo que habíamos visto al principio sobre la idolatría y el hecho de rezar las partes carnales de la espiritualidad de un santo, así como la prostitución de la obra de Jesús realizada en este Santo y atribuida a un ser humano como viniendo de él mismo, comienzan probablemente a percibir de quién provienen  la inspiración de sus oraciones, cuando rezan un santo. Creo que todo el mundo ha comprendido a sí mismo, que por lo menos para la parte carnal seguía siendo carnal, tan pequeña que parte sea, no es Dios que estará a nuestra escucha, pero obviamente Satanás. En cuanto a la prostitución de la parte que se vuelve santa, atribuida a este santo y no a Jesús, se va obviamente de manera similar, puesto que ningún ser humano puede llegar a ser Santo por sí mismo, también grande puede ser su conocimiento de la Ley. Creer entonces, que el bien puede salir de esas oraciones, se convierte así en pura utopía, más aún cuando eso que hacía parte del carnal de este 'Santo' eso cayó dentro el Reino de los muertos con el cual Dios nos prohíbe al diálogo.

Si hemos visto el efecto directo, nosotros igualmente debemos mirar el efecto indirecto, también perverso. Si los santos son elevados al nivel superior de Jesús, Jesús está degrado al nivel humano y se confunde con todos los otros santos de la naturaleza humana, mientras que Él era en Dios desde la eternidad, dada la siembra divina de la Virgen María. La diferencia por lo tanto sigue siendo fundamental, porque si Dios siempre fue motivado por el bien de la humanidad y la reescritura de nuestra naturaleza humana en el lenguaje del Amor del prójimo, la dimensión carnal sigue siendo construida por la doma de un amor egoísta y el efímero reinado de Satanás. Es así que aquellos que recurren a estos idólatras oraciones pueden obtener las bendiciones o los “dones” a los cuales aspiran, para ellos o para los otros, pero será a través de una mayor influencia del enemigo en su espíritu y su alma. Reciben en realidad de las “bendiciones o dones” envenenados. Creen que ellos reciben estos del Santo sí mismo, pero en realidad son poderes de dominación y restricción más o menos importante sobre la persona a la que desean asignar sus "bendiciones". Para su bien, piensan ellos! Porque son sinceros, pero su voluntad prevalece sobre la de Dios. Teniendo en cuenta la diferencia entre los dos orígenes espirituales, va sin decirlo en el replanteamiento pidió por Dios en Cristo Jesús, esfuerzos serán siempre mucho más importantes en el momento, que aquellos ofrecidos libre de esfuerzo espiritual por el enemigo de nuestras almas, que está cobrando la cuenta de crédito, pero por el resto de nuestra vida y por toda la eternidad. Es así que aquél que habrá comenzado a orar a los Santos será la imagen de un drogadicto que se iniciará por las drogas blandas, a entregarse a los que llevan a la muerte, tanto física como espiritual. Es la imagen del pecado ocasional a pesar de el cual Dios bendice sin embargo, y ésta cada vez mayor pecado, que puede subir a la negación de Dios.

Está escribiendo estas reflexiones que me di cuenta en 1995, de lo que trajo como daño en mi vida y  ésta de mis padres, toda esta idolatría de la Virgen María, practicado a gran escala. Como dije al principio de este libro, mi abuela materna había caído en este tipo de "práctica". Su sufrimiento de haber perdido a su hijo fue probablemente la causa, pero había sido para ella, la puerta abierta para muchos más graves luego, como tratando de dominar sobre los otros. Lo que había empezado a ya no ser capaz de obtener por su dominación con la ayuda de uno, lo consiguió finalmente con el aporreamiento del otro.

De la boda de mis padres, aunque ella es presumiblemente no ya caída en prácticas de brujería, ella dominó sin embargo sobre ellos y especialmente sobre mi padre. Ella no tenía necesariamente la comprensión, supongo, pero como dije en la página 17, mi padre, al igual que mis abuelos paternos, buscaban beneficios a través de idólatras oraciones a la Virgen María. Muy evidentemente, mi padre no tenía la más mínima conciencia que sus oraciones fueron escuchadas, pero no eran menos palpables sin embargo y no quedan menos materialmente visibles para mí con la perspectiva de los años. El proteccionismo que mi abuela estaba buscando para su propia hija, se traducía en realidad por un control absoluto sobre la vida de la pareja de ésta. Cosa lógica, porque ella se era convertida de alguna manera  como "protector"  espiritual de mis padres. Mi padre, pidiendo la protección de la "virgen", la recibió por lo tanto, incluso si este proteccionismo no le convenía. Él no sabía que este mundo del cual esperaba el socorro, trajo a su pareja todavía más dominaciones, que ambos se negaron, como lo decía a usted en la página 21. Buscaron así durante todos estos años a separarse humanamente de la influencia que mi abuela tenía sobre ellos, pero como también si mi padre tenía que orar, oraba a la Virgen María y no a Jesús; ¿Cómo habrían podido liberar ellos? Este "protección" no proviniendo obviamente de Dios, no pudo dar a ellos la paz y serenidad, pero las normas y obligaciones.

Que nadie está engañando se, nunca Satanás está dividido contra sí mismo. Él sabe al contrario disfrazarse muy bien para ser aceptado, como se dice en (2 Corintios 11-14/15): Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz. Por tanto, no es de sorprender que sus servidores también se disfracen como servidores de justicia, cuyo fin será conforme a sus obras.//

En este pasaje el apóstol Paul habla naturalmente de los siervos terrenales que se disfrazan, pero si Él sabe cómo traer a siervos de la tierra a un aspecto de la luz, es evidente que sus siervos celestiales, ángeles caídos, tienen diferentes niveles de disfraz. Algunos son groseros, generalmente les llamamos demonios, pero entre ellos y el ángel de luz, existe una gama completa. Más o menos traicionera! Más o menos groseros. Uno solo ha derrotado a todos, se llama Jesús Cristo y ningún otro; sepamos así atenernos sólo a Él.

Ahora que hemos visto el impacto de esta idolatría sobre mis padres, echemos un vistazo a mi propia vida. Puedo hablar aún más fácilmente de la mía, que vi el resultado no sólo por los daños que eso me trajo, sino también por las ventajas de la calidad de vida que pude ver una vez estos enlaces de idolatría cortados. Tendremos desde luego que hacer un pequeño desvío por el camino que el Señor me hizo tomar antes de eso, pero no debemos perder de vista este enlace de la idolatría sobre el cual pronto regresaremos.

Después de que yo hube sido victorioso en Cristo de este lazo de voyeurismo que estaba citando en la página 202, sentí obviamente un gran bienestar en mí, pero sin embargo tenía siempre un poco atracción extravagante en relación con la sexualidad. Yo habría sin embargo preferido enterrar ocasionalmente este pecado, esta piedra en forma de camembert, retirar me esta parte de vida, pero como por otro lado recé para que el Señor me purifica de esto, no arriesgué que Él deja hacerlo. Yo tenía por mucho que decir y por mucho que hacer, aunque aún si estas tentaciones demasiado fuertes eran más ocasionales, a diferencia del pasado, yo estaba muy raramente victorioso, porque en algún lugar, aunque era sincero y verdadero en mi enfoque cristiano, alimentaban a mi “ego”. Un día tuvimos una disputa bastante violenta, Marie-Claude y yo, y he decidido no continuar en su presencia. Nuestros modos de enfocar eran tan diferentes uno del otro, que ya no era posible aceptar una tal divergencia de opiniones y permanecer juntos. Dejé así una noche de invierno en los carreteras, con apenas suficiente para retenerme caliente, pero rezando sin embargo para la bendición de Marie-Claude, Sabine y Sébastien.

El Señor tendría que "reír" en sí mismo, si me permite decirlo así. Él me dejó sin embargo cansarme, extenuarme, porque hice esta noche más de treinta kilómetros a pie, mientras rezaba por la bendición de cada uno. Termino sin embargo en casa, supongo guiado por el Señor. Pensé evidentemente que mis oraciones serían respondidas, y por lo tanto, encontraré la paz a casa. Este fue el caso o casi, pero en absoluto en el sentido en que yo lo había imaginado. Después de unas horas de sueño, yo sufría que todas las dificultades posibles para poner a una sola pata en el suelo, después de haber hecho todos estos kilómetros sin gran entrenamiento y con zapatos de ciudad, pero me mantuve murmuración, tanto más que Marie-Claude era serena. En mi cansancio profundo me dirigí entonces a Dios en estos términos: "Señor, para mí es suficiente, no puedo más, necesita realmente que me digas por qué!»

Sin hacerme esperar más, el Espíritu Santo me respondió claramente: "es TU egoísmo '! Bah! Bah! Bah! Entiende por esto: Es curioso cuanto tuve dificultad para tragar mi saliva. El señor no me había dicho, es un espíritu de egoísmo, esto todavía habría pasado, sino todo lo contrario: Tu egoísmo. ¡Caray!  Ya no era lo mismo, al igual que en otras palabras: Tu carne! Tu negativa a seguirme. Tu negativa a someterte a Mi voluntad en cuanto a tus propias concupiscencias y no el enemigo culpable sobre este pobre pequeño niño que eres.....

Tuve evidentemente unos minutos de vacilación a admitirlo, pero terminé capitulando ante Dios y después de haber pedido perdón, todo vuelto naturalmente en orden. Varios días después, el Señor hizo entonces poner a mí el dedo sobre un espíritu de sacrificio. Eh! ¡Sí! Recuerde usted mi boda en la página 56. Yo nunca había estado tan miserable, y en mi gran desesperación, había aceptado a sacrificar mi vida. ¿Cuánto de las herejías somos capaces de seguir?

Lo sé evidentemente, pero más pasa el tiempo y más me tomo conciencia de que estamos más o menos construimos sobre un modelo muy similar. Atención,  no digo sobre todo que tenemos los mismos espíritus en cada uno de nosotros, ciertamente no, pero el tipo de construcción sigue siendo el mismo.

Mi egoísmo me había permitido a no hacerme contener, pero había sido la debilidad que el enemigo había utilizado para hacer me reprensible en mi comportamiento.

De semanas en semanas, las tentaciones se volvían cada vez más bajas, pero para permanecer verdadero y honesto conmigo mismo, me daba cuenta sin ninguna duda, que las piedras en forma de camembert todavía perduraban sobre este sujeto: Yo seguía por lo tanto a buscar revelación del Señor, con el fin de hacer su voluntad y glorificarlo.

Fue entonces que terminé este sujeto de la idolatría, justo después de las dos revelaciones recientes que hemos visto, una mañana en la primera mitad de abril y noventa y cinco, que el Señor me hizo entender cómo la idolatría inicial de la "virgen", había sido a continuación el motor de algunos de mis comportamientos idólatras en relación con la sexualidad. No creo además ser el único para el cual este tipo de comportamiento está más o menos con un origen similar. Cada uno verá individualmente en su corazón, porque Dios nos ama a todos de un mismo Amor y quiere persuadir nos a descubrir nosotros mismos, a fin de que Le conocemos mejor por aumento de nuestra comunión con Él y que nos bendiga a todos.

Mi idolatría, nacida en la idolatría de la “virgen”, me había llevado a otra idolatría, ésta del cuerpo de la mujer. Esta idolatría, en el momento que yo no conocía todavía realmente este cuerpo, me había conducido a cometer este pecado de voyeurismo en el que yo había dado mi acuerdo. Este segundo lazo iba entonces a influir y envenenar la mayor parte de mi vida, haciendo me cada vez más esclavo al pecado y poniendo me cada vez más bajo el control único de Satanás.

Su propósito es hacernos responsables por nuestros pecados para cortarnos de Dios y conservar su derecho de doma sobre nosotros. Es por ello que todo pecado es primer cometido contra Dios. Más puede traer a nuestra alma una construcción opuesta a la de Dios, más domina fácilmente nosotros en sus caminos, y más nos mantiene en la esclavitud y nuestra desgracia. El objetivo sigue siendo para Él la longevidad de su "reinado" sobre los seres humanos, ya condenado a terminar se desde dos mil años. Es así que sucede frecuentemente a hacer construir a nosotros nuestra pareja, frente a las reglas instituidas por Dios, para que nos alejemos todavía un poco más de Él. La idolatría del hombre hacia su esposa, es generalmente una parte de ella mismo, muy a menudo su cuerpo, aunque podría ser por ejemplo "autoritarismo materno".

Esto es obvio por cada uno, la mujer como el hombre, tiene la necesidad de ser amado y deseado por sí misma, es decir cuerpo, alma y espíritu. Las mujeres codiciadas en exceso para una de estas tres partes y especialmente si es su cuerpo, será glorificada tal vez un tiempo de esta situación, pero rápidamente percibirá un desequilibrio, un vacío porque amada como un objeto y no como un individuo. Comenzará entonces más o menos rápidamente, sexualmente a rechazarse a su marido, pero probablemente también a no querer someterse à él. La actitud es comprensible, pero puede convertirse en una trampa para la esposa. Dependiendo de la naturaleza del marido, éste culpabilizara de su propia conducta y se dejará conducir, a ver dominar por su esposa o como lo hice por el egoísmo, buscara a través de perpetuas discusiones y avenencias, para convencer a la mujer a seguirlo en las formas de inmoralidad. Otros todavía usaran la violencia para llevarla a sus propósitos. La mujer ciertamente no vivirá fácilmente esta situación, pero háganos saber que esto no es de ningún modo el propósito del enemigo. Al opuesto de Dios, no busca nuestro interés, sino el suyo propio. Desde la posición de dominada, en la cual la mujer se sentirá ser, probablemente pasara a la posición dominante, incluso si debe situarse en la posición de víctima y tener por este recurso a la opinión pública, a la familia, amigos, ver incluso a los tribunales.

Sea cual sea el carácter de su marido, él se sentirá culpable, pero acusará la mujer de no ser como debería. Esta discordia resultará en el marido de las degradaciones del género alcoholismo en algunos, desviaciones sexuales en otros y por lo tanto imprudentemente gastar los ingresos del hogar, o incluso que ya no hay en absoluto. Sin duda, esto llevará la mujer a tener que participar ella misma en esta fuente de ingresos, aún ver para ya ser la única fuente de ingresos de la pareja y a dominar aún más sobre el esposo, de una autoridad que él obviamente no vendrá de Dios. ¿Vivirá ella bien? ¿Vivirán ellos bien? ¡Todavía no! Pero esto no es todavía el propósito de éste que mueve este tipo de hilos. Ciertamente tenemos que permanecer moderados como - para obtener los resultados de este enfoque, porque incluso si hay una meta buscada por el enemigo, la multitud de nuestras diferencias, le da una multitud de posibilidades, pero la tendencia queda la misma. Tratará de conducirnos hacia la dominación de la mujer, incluso a través de su calidad de víctima, de donde la imposibilidad de una construcción según Dios: Esto embrollará la degradación de la pareja con todas las desavenencias inevitables para las personas interesadas, pero lamentablemente para los niños, que estarán víctimas. Hace falta decir, tan humanamente comprensible, que éstos a menudo caerán en un sesgo por su madre, con el incumplimiento con el padre, contrariamente a lo que nos enseña la palabra de Dios.

Este padre habrá ciertamente estado reprensible, pero ya en los diez mandamientos, el Señor nos dice (Éxodo 20-12): Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da.//

Los niños así caerán a veces desde su más temprana edad en las trampas del enemigo, guiado en esta dirección por una madre muy desdichada, pero que hará traído ellos a condenar a su innoble padre. Probablemente no se habrá dado cuenta ella misma de que estaba haciendo en esta desgracia de sus propios hijos, porque hacía caso omiso de estas pocas palabras de Dios: para que tus días sean prolongados...

¿Debemos sancionar el hombre más que la mujer? Por supuesto que no! Éste que debemos combatir, está ni la mujer ni el hombre, porque cayeron uno y el otro en la trampa del diablo. Debemos ver la desgracia de condición humana, esclava del pecado, y no nos engañar de enemigo. Esto no es el ser humano que Dios rechaza, porque Él ama al pecador, pero tiene el odio del pecado, reconociendo obviamente en éste la única fuente de nuestra desgracia, por los derechos que da al enemigo de nuestras almas y sobre nuestros propios niños.

Aseguro usted que hay INFINITAMENTE más que ganar guardando los mandamientos de Dios. Es obvio que cuando hay falta de uno, no vamos a transferir la responsabilidad sobre el otro, porque el alma que peca es ella que va a morir; pero si llevamos a nuestros hijos en pecado en lugar de guiarlos al perdón, no seamos sorprendidos, que se descubrirán un día enfrenta a la muerte antes de que nos parece justo que la sufren.  

El perdón no significa necesariamente como algún ajuste, aprobó la reanudación de la vida, sobre la misma base que previamente. Si esto es posible y también generalmente el caso, cuidado de no hacer de una simple generalidad, una regla, como ya hemos visto.

El perdón está de no mantener amargura contra un pecador, no condenarlo, dejando siempre a él la puerta abierta al arrepentimiento, y si se arrepiente, mantener ningún en cuenta contra él. Esto no significa necesariamente reanudar una vida idéntica a la que teníamos antes. Cuando el pecado ha llevado a la ruptura, divorcio, muerte,..., uno como el otro son consumidas, y Dios permanece soberano frente a las nuevas circunstancias. El que no aceptaría esto, no aceptaría la soberanía de Dios respecto a él. Si no hay retorno a la situación anterior, esto no quiere decir que no tenga perdón de parte de éste que debe perdonar. El perdón aún permitirá la reanudación de los contactos, excepto en el caso de la muerte, pero no necesariamente será la misma que antes del pecado.

Tomemos por ejemplo el caso de un asesino, incluso el más despreciable que sea, cuyo los delitos ocasionarían su condena en la cárcel a cadena perpetua sin remisión de pena. ¿Debería decir que este ser humano estaría destinado a que se pudra en el fondo de su celda, sin nunca recibir la visita de los suyos? Jesús no nos enseñó así (Mateo 25-31/42 y 46), "Pero cuando el Hijo del Hombre venga en Su gloria, y todos los ángeles con El, entonces El se sentará en el trono de Su gloria; y serán reunidas delante de El todas las naciones; y separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. "Y pondrá las ovejas a Su derecha y los cabritos a la izquierda.

"Entonces el Rey dirá a los de Su derecha: 'Vengan, benditos de Mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo. 'Porque tuve hambre, y ustedes Me dieron de comer; tuve sed, y Me dieron de beber; fui extranjero, y Me recibieron; estaba desnudo, y Me vistieron; enfermo, y Me visitaron; en la cárcel, y vinieron a Mí.' "Entonces los justos Le responderán, diciendo: 'Señor, ¿cuándo Te vimos hambriento y Te dimos de comer, o sediento y Te dimos de beber? '¿Y cuándo Te vimos como extranjero y Te recibimos, o desnudo y Te vestimos? '¿Cuándo Te vimos enfermo o en la cárcel y vinimos a Ti?' "El Rey les responderá: 'En verdad les digo que en cuanto lo hicieron a uno de estos hermanos Míos, aun a los más pequeños, a Mí lo hicieron.'

"Entonces dirá también a los de Su izquierda: 'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber;.../... Estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna." //

Arriba Arriba Arriba
Inicio de este libro  Continuidad de este capítulo

Esta obra no puede ser objeto de ningún comercio. Se ofrece gratuitamente e informador por la Asociación

CHRETIENS DE L’ESPOIR, 2 Impasse Saint Jean – 26110 – VINSOBRES - France.

Tel. (33) 0954705737 – cristianos.esperanza@free.fr – Telex : (33) 0959705737 - Siret N° 444 684 427 00016

Arriba
Continuidad de este capítulo