Pour nous joindre, cliquez psyesp
Inicio

Para contactar nos

El Efecto Bumeran

Nuestros temas  cientificos

Los órganos genitales femeninos

¿Cuál es nuestro objetivo?

Francia y Dios

Ciencia y Fe

Ir a nuestro blog

  Leer con la música

Otros temas  espirituales

Cualquier vida nace del conocimiento

Sitios Amigos

Las maravillas de la reproducción humana

Sólo dos meses después del ovocito 2, llamado cigoto, el niño de 3 cm y 2,5 gramos, ya está completado al más del 90%.

Si hemos examinado en detalle las tres primeras semanas después de la fecundación, estaba para que cada uno pueda tomar conciencia del sistema ya establecido a un período en que la mayor parte de las mujeres no tiene aún realmente conciencia de ser preñada. Está además en este período que se describe mejor esta complejidad grabado en una celda de sólo una décima parte de un milímetro de diámetro, puesto que una vez pasado este período en el cual habrá trabajado casi solamente en su propia autoprotección, desde entonces va solamente garantizar la sola concepción de los miembros y órganos que todos conocemos.

A través de todas estas explicaciones de carácter científico, no queremos perder de vista nuestra verdadera motivación, que es hacer tomar conciencia a cada uno que toda esta jerarquización de los datos, se encontraban ya inscrita en la primera célula desde el momento en que la llamamos ovocito 2, equipado con los 46 cromosomas de la madre y el padre, antes del comienzo de la segmentación. Cuando vemos cuánto, en todo mamífero, el mismo ciclo protector de esta célula ya se establece para que pueda sobrevivir y desarrollar las algunas células embrionarias que darán nacimiento a un ser vivo, vemos que no se deja nada a la casualidad en la construcción de nuestro organismo. La lista sería larga si quisiéramos establecerla, pero para permanecer a grandes rasgos, ya podemos observar a la correlación subidas hormonales y el tiempo que va a poner el óvulo a alcanzar el útero, la longitud de las trompas de Falopio que deben permitir una evolución suficiente de la célula cigoto, pero sin embargo no demasiado larga para permitir a los espermatozoides alcanzarlo. ¿Ya a través del líquido folicular, a la vez helada protector, regulador de velocidad en las trompas y encantos para los espermatozoides, deberíamos allí ver sólo un feliz azar? ¡No!

Por el contrario podemos ver cuánto la obstinación del hombre está grande por lo que se refiere a nuestra negativa humana a reconocer la existencia de un creador, visto que ya en la sola implantación en el endometrio uterino, hemos visto cuánto hoy la ciencia no sabe aún definir cuál está el motor de la formación de las células del sincitiotrofoblasto que serán la causa de la parte placentaria maternal. Discusiones permanecen todavía abiertas, a saber si se trata de mucosa endometrial o células trofoblásticas (o del trofoblasto) que rodean la parte embrionaria específicamente que generan esta parte de este órgano. ¿Si, a pesar de todas las investigaciones qué podemos hacer en estos ámbitos, nosotros no podemos definir cosas sino casi podríamos llamar “simples” para un creador, cómo un simple azar, por definición sin inteligencia, habría podido generar tales precisiones con tantas obligaciones y de prohibiciones, sin millones de casualidades de las cuales seríamos espectadores diariamente?

Antes de contestar a esta cuestión, y observar algunas aberraciones de la teoría del azar que no tiene ninguna razón de ser para el bien de la humanidad, si no la de desacreditar la existencia de Dios, vamos no obstante a tomar el tiempo de sobrevolar el final del período embrionario, durante el cual aparecen estos distintos órganos, crecen, luego se refuerzan. Recordamos una vez más que si alguien desea profundizar en este tema tan cautivante que es la procreación humana, puede hacerlo en sitios mucho más científicos que el nuestro, y que proponemos abajo en bibliografía.

9 – El desarrollo embrionario


A título de información, los períodos que se indican a continuación son los días después de la fecundación y se hacen aproximadas por la frecuencia de la división celular original, variable dependiendo de la persona.

Alrededor del 26o día,

A = 1,5 a 2mm

Alrededor del 27, 28o día,

A = 2 a 3mm

Alrededor del 29, 30o día,

A = 3 a 5mm

Alrededor del 35, 36o dia,

A = 6 a 9 mm

Alrededor del 41 al 43o dia,

A = 10 a 15 mm

Alrededor del 49 al 52o dia,

A = 18 a 25 mm

Alrededor del 56 al 60o día,

A = 25 a 30 mm., a = 12 a 15mm. Peso más o menos 2,5g

1) Somitas, futuras vértebras

2) Prominencia cardiaca

6) Formación de las orejas

7) Formación del nariz

8) Formación de la boca

9) Formación de los brazos

10) Formación de las piernas

a/A:  Alrededor de 56 a 60 días después de la fecundación la cabeza es casi la mitad del tamaño A del embrión que entonces entra en la definición del feto, ya que el 90% de las 4.500 estructuras que figuran en los adultos son en su lugar. Los órganos sexuales cuentan entre las principales estructuras que faltan y que aparecerán hacia la 12.o semana, para especializarse dos semanas más tarde según el sexo. Por el contrario, se avanzan bien las principales estructuras cerebrales y el tuétano-espinal.

Más allá de toda la complejidad que acabamos de observar, aunque hayamos examinado sólo algunos rudimentos en comparación a la montaña de datos incluidos en estas minúsculas células que son el óvulo, de un décimo de milímetro, y el espermatozoide, solamente de 3 micrones, con el fin de concluir nuestra demostración sobre las inconsistencias del azar, ante la tesis de un Creador quien llamamos Dios, debemos en efecto observar a las razones de tal determinación anti Dios. Nada no se crea solo, y mencionamos las principales razones al principio de esta exposición, cuando hablamos del dramático empeño religioso contra la obra de Galileo. Para ser constructivo y no actuar en una simple denigración de muchos científicos, tenemos que admitir que el oscurantismo religioso a menudo fue la causa. Este empeño de querer demostrar la teoría de la casualidad, se elaboró contra otro empeño casi un ensañamiento de querer  negar algunas evidencias y comparaciones. ¿Cuándo nos empeñamos a querer sostener el insoportable, simplemente para dar razón a algunas inepcias de la clase “vuelven de nuevo a mí, no deja ustedes influir por estos satanistas científicos, ya que la tierra es plana y si ustedes los sigue, caerá en el abismo sin fondo de la perdición”, no damos razones únicamente al sólo fanatismo “humano”, es decir animal? ¿No sería tales declaraciones, si se dirigen contra Galileo, Darwin u otros, que dan razón al fanatismo "Contra Dios" y desacreditar a Dios mismo? Si queremos que Dios nos justifica en su tiempo, debemos actuar según sus reglas. Si no nos fijamos en los descubrimientos de los otros, por temor a que observaciones erróneas, que hayamos declarado como inspirados por Dios, no ser sacado a la luz y que tenemos que arrepentirnos, es que preferimos a lucha injustamente personas habiendo hablado los comentarios sensatos, en beneficio de nuestra sola gloria presente, pero también del descrédito de Dios y nuestra perdición. ¿Cómo Dios podrá ayudarnos y hacernos participativos a su Gloria futura con tales actitudes?

Las luchas llevados contra Darwin son un ejemplo tan concreto que lo fueron los llevados contra Galileo, ya que más que examinar concretamente el problema y comunicar las cosas para hacer resultar los mejores, los religiosos del tiempo prefirieron poner Darwin en ridículo. Esto es lo que permitió a los detractores de la existencia de Dios, para apropiarse los datos destacados por Darwin, para probar que Dios no existe, excepto a través del delirio de los ignorantes tontos. Tenemos que enfrentar los hechos como si hubiera existido durante décadas lejanas, porque hace poco tiempo usted habría podido leer en este sitio y en estas páginas en particular, una crítica bastante amarga hacia Darwin, porque no habíamos escapado a la amalgama hecha con Darwin y las darwinistas del  “azar” a los cuales lo habíamos asimilado debido a nuestra propia ignorancia. Porque no habíamos tomado el tiempo para verificar las declaraciones que otros nos habían enseñado y habían recibido de Dios sabe quién. ¿Qué existe de hecho de más pérfido que lo que cree saber porque resultantes de la conciencia colectiva, mientras que nació bulos arrogantes y destructivos como en el caso de los críticos de Darwin, que le atribuyeron palabras inventadas desde cero, como el hombre desciende de los monos?

Por nuestra parte, creemos más en el poder del arrepentimiento, que el poder de apoyar la herejía en contra de toda cordura.

Por eso que no debemos luchar esta batalla contra los herejes que necesitamos para "demoler", sino más bien nos arrepentirnos de haber a veces dado razón  por ignorancia, a algunas peleas que surgen sin gloria hoy. En una amalgama de ignorancia y presunciones vinculadas a nuestra miserable condición humana, que se cree sin embargo el centro del mundo, creemos que el tiempo ha acabado de dejar caer toda forma de tabúes, y de unir nuestros esfuerzos para que ni los hombres ni Dios estén desacreditados.

Para eso debemos aceptar denunciar nuestros errores en el mismo concepto que lo que consideramos los errores de los otros, sin vanidad, sabiendo que somos todos humanos para los cuales Jesús pagó para nuestros propios errores.

Si Dios quiere, podremos entonces distinguir inconsistencias en las palabras de algunos científicos, en el mismo concepto que pudieron demostrar a todos los sistemas religiosos, que la tierra es redonda. En la humildad de éste que descubre por la fe, ante las presunciones del conocimiento, vamos pues abordar sucintamente algunos temas privilegiados de los que creen luchar el buen combate contra el oscurantismo religioso, e intentamos probar que el azar es el único creador de la vida sobre tierra y no Dios.

Consideraremos para eso, el derecho a la anterioridad de la tierra y al fechado de los vestigios que contiene, puesto que como ya lo dijimos, a nuestro modo de ver, la Biblia no define nada de todo lo que precede el Jardín de Edén, cuando Dios comenzó a revelarse a la raza humana, y que pudo llamarlo “hombre”.

Hay algunas líneas, mencionamos cuánto millones de “tanteos” habrían sido necesarios al azar para generar la complejidad de un ser humano, y sería siempre observable en una progresión diariamente renovada. ¿Eso parece improbable, si partiéramos de cero? ¿Esto es no lo que los científicos sugieren ellos mismos como parte de la evolución de la vida en la tierra durante millones de años? Pero se necesita conocer, esta es la ambivalencia de sus deducciones, cuando estos mismos científicos hablan, no más de la “rama” de los homínidos, pero de un “matorral” de los orígenes humanos, tanto éstas ramificaciones estarían numerosas,  que habrían descubierto recientemente.  Cuando hablan así, sólo hablan de algunos especímenes que asimilarían a la raza humana, es decir, una veintena máxima para los siete últimos millones de años. Por lo tanto sería una estabilidad de por lo menos 350.000 años por especies, si no hubieran cohabitado simultáneamente sobre tierra. ¿Aunque estos datos serían exactos, puesto que no tenemos la capacidad para contradecirlos, no habría allí una enorme ambivalencia entre los millones de evoluciones necesarias y los algunos constatados?

La incuestionable semejanza, asimilable a una evolución relacionada con las plantas y organismos que viven, es un medio fácil para explicar estas especificaciones raciales actuales y de excluir a un creador. No debemos olvidar sin embargo, que si homo sapiens al cual pertenecemos, existe sobre tierra desde el 170.000 a 200.000 años según algunos de estos científicos, y otros lo consideran como llegando sobre tierra en Namibia ahí tienes alrededor 70.000ans, durante este mismo período, ninguna variación fundamental ha venido a transformar nuestra genética por algún azar que sea, en el punto de impedir que la procreación con personas de la época. ¿Traído entre el número de individuos presentes hoy sobre esta tierra y el número de generaciones que eso representa, sabiendo aún que cada individuo actual sería capaz de procrear con no importa quien el la más distantes en tiempo y en distancia geográfica original, a cuánto miles de millones de copia conforme de la línea genética se enfrentan? La probabilidad de ganar al Euro Millones, no tiene más de común medida con tal cifra, situada a años luz de lo que estos científicos, que se dicen sabios en ese caso, intentan utilizar para demostrar la evolución debida al azar distribuido solamente sobre una veintena de razas diferentes. Según algunos análisis de ADN mitocondrial, parecería imposible en efecto que homo sapiens haya podido procrear con el neandertal que cohabitaron sin embargo durante varios milenios, a saber, entre 46 000 a 176 000 años según las estimaciones más distantes. En su cabezonería, los más fervientes partidarios de la teoría  del azar, no vacilan en esta fase de añadir una hipótesis que utilizan entonces como un postulado básico, el hecho de que en los cuatro por ciento de genética difícilmente identificable entre Homo sapiens y Neandertal, hay imposibilidad que una parte del Neandertal no existe en el Homo sapiens. ¿Si se basan en relaciones sexuales inevitables entre las dos razas, o incluso en algunos seres no viables o nunca pudiendo dar descendencia, sin alguna duda tienen razón, pero si se basan en el resultado concreto de la raza humana hoy, cómo pueden seguir siendo tan seguros de ellos mismos, puesto que podemos innegablemente procrear con cualquier humano? Sin embargo, es en este nivel que interviene en estos científicos, la misma que en nuestros fanatismos religiosos de la época de Galileo. ¿Qué hacen en efecto de diferentes? ¿Qué tienen diferente de todos los otros humanos y la necesidad de imponerse por su simple carisma basado sus presunciones? ¡Nada! Es, sin embargo, esto que genera entre los más religiosos de entre nosotros la misma actitud anti científica, que la actitud anti Dios en ellos. Cada uno utiliza entonces todo su carisma para convencer mejor un máximo de personas ignorantes, como somos todos ante el milagro de la vida, que seamos científicos o no. Es por eso que queremos permanecer humildes en nuestras afirmaciones sino expresar nuestra fe tan productiva de paz y serenidad. En esta paz, encontraremos en nosotros mismos, entonces probablemente razones para creer en nuestro creador, porque si Pasteur demostró la imposibilidad de la generación espontánea de las bacterias, para introducir la asepsia, ¿por qué con respecto a las primeras bacterias en la tierra, podría ser de otra manera?

Antes de volver a cerrar esta reflexión sobre el azar como imposibilidad de una fuente de vida, vamos a abrir un último paréntesis, que se refiere a las migraciones de los homos sapiens  en la tierra. Para identificar el origen de una raza, los paleoantropólogos descubrieron muy recientemente que más se aproximan al epicentro original de esta raza, más tienen una grande variedad genética. De la misma manera más se alejan del epicentro más se encuentran de uniformidades genéticas, aunque esto no conduce directamente a una endogamia (o consanguinidad). Por ello definen con una bastante grande precisión, los flujos migratorios de los cuales somos espectadores a través de la diversidad humana entre europeos, asiáticos y otros. Estas uniformidades generan nuestros aspectos generales, pero sin embargo no impiden de procrear entre diversos linajes, demostrando nuestra pertenencia a la misma raza original, a diferencia de las tesis,  que acabamos de mencionar, entre homos sapiens y neandertales.

¿Si teníamos asunto al azar como elemento generador de la vida, no deberíamos descubrir el contrario? Cuanto más nos alejaríamos de los datos de bases, similares entre ellas, más sería en efecto lógico que las distintas circunstancias de vida, de comida y los distintos cruces genéticos, hayan generado numerosas diversidades, hasta agotamiento de las semejanzas que harían imposible la procreación entre individuos distantes. ¿No es la influencia de todos estos factores, que la mayoría de los científicos considera como generadores de nuevas razas?

Al contrario de este azar, está claro que si añadimos a estos datos la existencia de un creador, que tomó cuidado de generar numerosas existencias compatibles con una base similar al principio de toda raza en esta tierra, todo coincide entonces, para convertirse en homogéneo y lógico, de conformidad con las reciprocidades humanas que deben procrearse que constatamos concretamente, y la conservación de una raza sobre varios centenares de miles de años. Todo se establece por este creador para que una raza introducida en un punto dado del globo se deba, evitando toda endogamia que generaría su degeneración. Nos encontramos entonces todas las reglas y prohibiciones que este Creador haya tomado cuidado de comunicar al hombre, que se había convertido en capaz de comprenderlo y de ponerlo en la práctica, desde entonces este Creador había comenzado a revelarse él a través de Adán y Eva. Allí donde se coloca el “desconcierto” de nuestro Creador, como podemos a menudo percibirlo en los escritos bíblicos, es precisamente en la denegación del ser humano a aceptar sus reglas, que son sin embargo el mejor para nuestra plenitud. Esta plenitud no puede sin embargo hacerse en ninguna manera, por la aprobación de las reglas de Dios, administradas por nuestra antigua lógica. Esta actitud cuya somos desgraciadamente a menudo espectadores, conduce en sus extremos, o a las extravagancias carnales, o al fanatismo religioso, y en sus “equilibrios”, a la tibieza de constantes concesiones humanistas, que Dios rechaza  condenando lo  tanto. Es por eso que nuestro Creador espera nuestro acuerdo por seguirlo, casi a ciegas a nuestra escala, para una total reconstrucción psicológica básica, y poner entonces sus leyes en nuestro corazón, así como escribirlos en nuestro espíritu. (Según Hebreos 10/16)

Está en realidad en la denegación del humano a construir en él las reglas establecidas por Dios, que encontramos estas rebeliones, ya que el hombre natural realiza lo que la Biblia dice: “Él no hace el bien que querría hacer, pero hace el mal que no querría hacer”. Él hace el mal que no querría hacer, ya que quiere hacerlo según sus propias reglas. Reglas que considera buenas para él según sus percepciones adquiridas, por una parte en el seno de su madre, luego más o menos bien corregidas en la infancia hasta la adolescencia. Aquéllas que le permiten guardarse una parte de autoprotección personal, por miedo de confiarse completamente en Dios. Este miedo, nacido en el seno de su madre, conducto a él bien más allá de lo que querría, pero él lo llama " Él". En sus presunciones, se cree muy fuerte, ya menudo se jactan en las comparaciones que le llevan a desarrollar en comparación con comportamientos de otros humanos que condena fácilmente. Cree valorizarse por sus diferencias, mientras que no son generalmente más que sus debilidades, que pone en primero como una fuerza personal. Es con todo la misma fuerza que, por miedo de perder la cara, por miedo de perder un ser gustado, por miedo de deber morir para que lo llama “Él”, que va hacer le capaz de matar. Matar a veces hasta su mejor amigo. Una fuerza que sólo representa realmente sus miedos y es por miedo, o simple negativa a imponerse las reglas que Dios dio como el mejor para la humanidad, que rechaza a este Dios de Amor. Se sabe incapaz intuitivamente de seguirlos, entonces se coloca por encima de estas leyes, que vomita como una absurdidad. Se sabe a menudo incapaz de seguirlos debido a la manera que las le fueron presentadas por los hombres, así como los reprendes que se seguirían por parte de un padre coco quien se llama Dios, en caso de que no los respetara. En su temeridad, por miedo estar aplastado, él aplasta entonces otros para imponerse a ellos. Hace lo que él mismo siempre ha acusado a los otros tener hecho sufrir le, y si en su condena, adopta a toda costa el comportamiento opuesto, no se da cuenta de que su extremismo conducto el al mismo resultado que acusaba a los otros. No tiene en cuenta que los extremos terminan siempre por juntarse, sobre todo en la violencia, que cada uno rechaza para otros, pero acepta para sí mismo. Para él, está muy diferente, es todavía para la buena causa. En su debilidad que se niega a admitir, el odio entonces viene a él, el odio de este Dios cuyo no puede tener razón, el odio de todo lo que para él representa a Dios, o que le pertenece. Entonces viene el odio de Israel. Un odio visceral que no podría explicar, ya que situada en su espíritu y no de sus análisis, y es por eso hoy en día encontramos todo este aumento del antisemitismo, porque no está contra el hombre a quien se vuelven las quejas de los hombres, sino contra Dios. Este Dios en quien creyeron, pero que los traicionó. Ya que a menudo en su idolatría del criado de Dios, el hombre hace una amalgama cuando se cree rechazado, apartado o condenado por un criado de Dios, y en esta amalgama, no está entonces contra hombre que descarga la bilis, sino contra Dios. Lo sé, tenía entonces catorce años.

Lo peor está que para mí la incidencia de este impacto iba a durar muchos años, ya que hasta la edad de cuarenta y dos años, iba a permanecer indudablemente convencido de que Dios no existía. Yo no estaba violento hacia mis semejantes, pero la única cosa que sin embargo me habría vuelto malévolo en el punto de golpear, habría sido que alguien me despreciara como un retrasado, debido al hecho de que yo no creía en Dios. Todo que representaba Dios me era abyecto, lo que tiende bien a probar que mis odios profundos, aunque inconscientes puesto que en toda sinceridad no creía en Él, estaban contra este verdadero Dios cuya comunión con su Espíritu Santo puede refundir hasta nuestro espíritu. Yo luchaba contra todas estas reglas que estableció por Él e intentaba probar del mundo, que yo tenía razón y que era allá la verdadera libertad, que en toda buena conciencia personal intentaba compartir con el mayor número.

No creen que lo que me pasó esté vivida diferentemente para los que se adhieren a religiones en las cuales no se enseña  el Espíritu Santo de Dios ofrecido en Cristo Jesús, a ver siquiera no reconocido, y en las cuales Jesús  se reduce a una calidad de simple profeta. Que sea consciente como es el caso para algunos, o inconsciente como era mi caso, no resulta menos que el odio destructivo, visceral que resulta entonces del más profundo del ser humano está dirigida contra el Espíritu de este Dios.

Es la razón por la que la dimensión de nuestro espíritu es tan fundamental, puesto que, aunque sin estar muy consciente, es él que nos guía en nuestras reacciones contra este Creador.

Algunos, por sincera presunción humana, utilizan sus reglas para intentar educar su dimensión psicológica animal, su espíritu, y es por eso que hay tanto fanatismo que viene de distintos trasfondos religiosos. Otros, en una actitud contraria, pero justifica el espíritu carnal humano, así, entrar en un humanismo desproporcionada y tratar de convencer, por unos presumidos datos científicos, de que Dios no existe, como lo hice yo. No es que no sean sinceros, los unos y los otros, todo al contrario,  pero es precisamente en su sinceridad que luchan contra el Espíritu de Dios en favor de su espíritu de carácter carnal, ya que no percibiendo la diferencia o dado que la enseñanza les fue ocultada por fanáticos religiosos que creen solamente al aporreamiento del ser humano como fuente de beneficio.

¿Si la lucha no se llevó a cabo en contra de Dios mismo, y que el ser humano tiene como representación de su dios, cómo podríamos explicar que las religiones a la naturaleza carnal, adoptan las reglas de Dios e las imponen incluso con violencia, sin intentar adoptar este espíritu de Dios, aunque es el único que sea capaz de reescribir nuestra lógica básica egoísta diseñado para garantizar nuestra supervivencia,  suplantando a esta lógica por aquélla del amor del prójimo ? ¡Así mismo para el humanista combatiendo la existencia de Dios! ¿Cómo podría recibir la apertura a este nuevo software, para reconstruir su espíritu con la ayuda de Dios, puesto que intenta desesperadamente de protegerse negando su existencia? Ambos intentan pues justificar la capacidad del espíritu humano para realizar, para uno, las reglas de Dios por el adiestramiento carnal, para otro, con el fin de justificar las capacidades del hombre para bastarse a sí mismo debido a su conocimiento y la ciencia, que todo hombre evolucionado posee. Ambos creen poder administrar todos los conflictos planetarios con su lógica, que consideran teniendo éxito, mientras que es precisamente esta lógica que es generadora de estos conflictos. Es por qué, a pesar de todo su antagonismo hacia Dios, estos dos sistemas combinan tan bien que se unan contra el espíritu de este Dios de amor y todo lo que puede representarle. Este Dios, sola verdad Dios, nuestro creador, quien además de establecer las reglas que debemos respetar, también nos proporciona el software para la buena gestión de estas reglas, si le pedimos en toda humildad.

Sólo el Santo-Espíritu es en efecto capaz de cambiar el orden de las cosas, por el bautismo del Espíritu Santo, porque es allí la inicialización de nuestro “corazón” (el Pequeño Cerebro del Corazón) a la lógica del Amor de Dios, pero no van a creer que siempre todo se convierta entonces en un largo río tranquilo. ¿Cuánto ríos en su opinión toman fuente en la amplia bahía de su desembocadura, mecidos por la única suave resaca de las mareas vecinas? Mucho toman más efectivamente su fuente en alta montaña, por los torrentes tempestuosos, que salen fácilmente de su lecho. Está todavía un  problema de sinceridad humana, que no se debe confundir con la verdad, porque a menudo con toda sinceridad es fácil, después del bautismo del Espíritu Santo, para silenciar el Espíritu Santo en nuestros corazones, en beneficio de nuestro espíritu construido en nuestros cerebros en el estado fetal, y luego en la adolescencia. Es también a este momento que el torrente sale fácilmente sobre sus riberas, e implica un gran número de fieles también sinceros, pero no más santificados, para formar un otro rio más o menos distante del Amor de Dios. Lo que equivale a decir que después de haber recibido el bautismo del Santo-Espíritu, si todo es adquirida por adelantado, Jesús diciendo "CONSUMADO ES", sin embargo todo queda por reescribir en nuestro espíritu, pero esta vez con la total ayuda del Santo-Espíritu de Dios. Desafortunadamente, aquí es donde la mayoría de los cristianos creen que son ya llegados, mientras que esto es sólo un comienzo. Un comienzo de maravillosas aventuras, pero que no evita sin embargo nunca dar razón a nuestro software antiguo. Está por eso que encontramos muchos cristianos que se hacen la guerra "y cada uno en nombre de Dios".

Sin embargo, sería otra historia, una historia que se puede leer a través de "El Efecto Boomerang" o "Francia y Dios."

Eso nos aleja un tanto de nuestro tema sobre la procreación humana, pero cuando después de este bautismo del Espíritu Santo, podemos vivir esta relación diariamente con Dios, y que hace entonces nuestra vida productiva allí donde sólo era desengaño antes, eso nos prueba aún la intervención de un Creador. Dejamos a todos a sacar sus propias conclusiones acerca de la teoría de la evolución generada por casualidad o por un Creador que llamamos Dios. Sólo esperamos que todo el mundo puede concebir más fácilmente, que el Creador puede usar cualquier forma de progreso y la similitud entre los diferentes organismos que viven en la tierra hoy en día, para llegar al resultado actual. ¿Si de hecho ha utilizado una Virgen llamada a María para dar a luz a su hijo Jesús sin haber nacido espontáneamente en la edad adulta como un ángel del cielo, que no tenía el derecho por nuestra especie que llamamos 'humana', a pesar de todos sus comportamientos tan inhumanos?

Con esta base de meditación, sabiendo que lo más importante para cada uno es vivir una perfecta comunión con el Espíritu de Dios y no tener razón de nuestros sempiternos conflictos sobre la manera que Dios utilizó para darnos vida, vamos a concluir esperando que nadie no esté desacreditado en sí mismo, y que en su sinceridad, todo ser humano pueda disfrutar de los beneficios de este Creador.

¡A Dios sea toda la Gloria!

Bibliografía

Agradecemos todos los profesores, a doctores y a otras personas antes nosotros trabajando en la investigación y en la realización para la información de todos, tanto sobre libros como en sitios web, y más concretamente el sitio Wikipedia que es una mina de oro para toda persona que desea informarse a partir de fuentes competentes que ofician para el ámbito público, sin olvidar las distintas facultades que, aunque ofreciendo enseñanzas bajo copyright, permiten una información preciosa a toda persona deseosa de documentarse con las mejores fuentes científicas del momento.

Esta es la razón por la que somos felices de poder indicar a nuestros lectores estas distintas fuentes de información, con las direcciones de correo electrónico de su lugar. Esperamos así participar en los deseos de formaciones complementarios a los cuales podrán aspirar algunas personas que verían la ciencia bajo un diferente ángulo después de la lectura de estas algunas páginas, y desean a cada uno un total éxito en sus ámbitos científicos.


Embriología


Wikipédia : Embryogenèse humaine

     Embriogénesis humana  

Wikipédia : Embryon  

                  Embrión

Wikipédia : Blastocyste

                  Blastocito

Wikipédia : Zone pellucide

Universités de Bern et Lausanne : Embryogénèse  

Institut de Neurosciences : Le Cerveaux à tous les niveaux

John Libbey Eurotext : Médecine thérapeutique / pédiatrie

Professeur Daniel BALAS : Embryologie causale et moléculaire  

Doctissimo : Embryon et fœtus  

Professeur Daniel Balas, Embryologie descriptive en ligne

Université de médecine UNSW  

SVT au collège  

Dimeli and Co  

A ver también muy bueno sitio en español y pdf (descargar bastante largo)


Ciencia Cognitiva


Institut de Neurosciences : Le Cerveaux à tous les niveaux 

Institute of Heart Math

Neuro-Anatomie fonctionnelle

Académie de Grenoble

Institut de Génétique humaine, CNRS de Montpellier

En savoir plus sur le cerveau


Otras Ciencias humanas


Wikipédia : Homo Sapiens

                  Homo sapiens (en español)

Wikipédia : Homo Néanderthalensis

                 Homo Néanderthalensis (en español)

Wikipédia : Génome Mitochondrial

                  Genoma Mitocondrial

Wikipédia : Early human migrations

                 Expansión de la humanidad

Institut Français de l’éducation

Communication du CNRS : Lignée humaine  


Para aquellos que no tienen una Biblia


Biblias con Atlas bíblicos y concordancia

Biblias en todos los idiomas

A

A

a

Arriba Arriba Arriba

3) Primordios de los brazos

4) Primordios de las piernas

5) Formación de los ojos

Inicio de este tema Continuidad de este tema Arriba Continuidad de este tema