Pour nous joindre, cliquez psyesp
Inicio

Para contactar nos

El Efecto Bumeran

Nuestros temas  cientificos

Los órganos genitales femeninos

¿Cuál es nuestro objetivo?

Francia y Dios

Ciencia y Fe

Ir a nuestro blog

  Leer con la música

Otros temas  espirituales

Cualquier vida nace del conocimiento

Sitios Amigos

CIENCIA Y FE

2 - El pequeño cerebro del Corazón


2 – 1 Dispuesto como una antena bien protegida por la caja torácica, está motor de la coherencia cardíaca y dialoga con nuestro cerebro craneano.

 

No vamos a citar todos los pasajes bíblicos en los que Jesús se refiere a la renovación del corazón. Hasta principios de los 90, aunque podíamos hablar de un impulso del corazón para expresar nos sentimientos, o en el corazón, y tantas otras expresiones con el corazón, esto no significaba mucho para los científicos, puesto que para ellos el corazón, en sólo, es un simple músculo. Si la ciencia no había progresado, podríamos considerar la percepción de nuestros sentimientos a los alrededores del corazón como el resultado de las variaciones cardíacas y respiratorias, y siempre considerar a Jesús como un simple visionario que no conocía nada sobre la naturaleza humana en relación con nuestro conocimiento actual. Sin embargo, una cosa ha cambiado radicalmente desde entonces ya que de los investigadores estadounidenses (Documentos PDF, con descarga bastante largo) lograron poner de relieve cerca del corazón,   una red de 40.000 neuronas similares a los del cerebro craneano. Por lo tanto, no se trata más de la percepción sólo físicas, sino la expresión de sentimientos, en el mismo concepto que los contenidos en nuestro cerebro. Las experiencias de estos investigadores no se detuvieron sin embargo a esta sola comprobación, sino a poner de manifiesto también que esta red de neuronas entra en interacción con el cerebro cuando es estimulado por sentimientos positivos, como el amor, el compasión, la generosidad, la tolerancia, y bien de otros sentimientos que calificamos generalmente de impulsos del corazón. Así, cuando hablamos de sensaciones del corazón, se trata obviamente del diálogo establecido entre el cerebro craneano y esta red neuronal ya  considerado por estos investigadores en esta época, como un órgano semiautónomo.

Se coloca este “órgano” un poco como una antena emisor y receptora podría serlo, puesto que se encuentra colocado en la caja torácica, y que se adapta con una parte de la forma. ¿Quizá estaría también posible concebirlo como una “tarjeta inteligente”, un repetidor situado cerca del corazón y los pulmones para garantizar la coherencia cardíaca? Sin embargo, sería ignorar su participación, tanto en la expresión de los sentimientos que acabamos de mencionar, que activan el circuito corto del cerebro en la que participa en concordancia con nuestro tálamo sensorio (centro de análisis de nuestros cinco sentidos), cuyos datos se correlacionan con los que se cargan en la amígdala, según el contexto conocido.

Cada uno puede efectivamente darse cuenta de afecta del circuito corto del cerebro producido por el pequeño cerebro del corazón, cuando, puesta en una situación de tensión o miedo, nuestro ritmo cardíaco se acelera, causando la imposibilidad de todo análisis cognitivo, y justificando a la fuga al combate, o todavía la llamada a la ayuda. No se trata entonces de percepciones como la audiencia la vista o afectado, pero produce el mismo efecto que estos órganos sobre la amígdala como lo vimos al apartado 1-5.  

Este “órgano” constituido de sus 40.000 neuronas, está además en constante diálogo con nuestro cerebro principal, y disponemos científicamente de un impacto posible en éste por métodos de aprendizaje para una mejor gestión de la coherencia cardíaca, lo que prueba su individualidad ante el cerebro principal, contrariamente a nervios que no harían más que transmitir la información.

Este diálogo, o quizá cualquier otra función de este órgano, genera por otra parte un campo magnético non desdeñable puesta de relieve y medido por ” The Institut of Heart Math”, como vamos a verlo al apartado siguiente.

Representación aproximada del Pequeño Cerebro del Corazón conectado a nuestro cerebro craneano por la médula espinal

Aunque las 40000 neuronas del pequeño cerebro del corazón se encuentran cerca de éste, la disposición de su representación procede de datos científicos confirmados.

psy22esp
Inicio de este tema Arriba
Continuidad de este tema Continuidad de este tema