Para contactarnos, haga clic en Temas científicos
Inicio

Para contactar nos

La Libertades en Canaan

El Efecto Bumeran

Ciencia y Fe

¿Cuál es nuestro objetivo?

La Transición Exitosa

Francia y Dios

Los órganos genitales femeninos

  Leer con la música

Otros temas  espirituales

Nuestros temas  cientificos

Sitios Amigos

Arriba Inicio del folleto Su página precedente
Capítulo siguiente Capítulo siguiente

1 - El espíritu bajo tutela no puede gestionar adecuadamente la conciencia


Todos aspiramos a la libertad y, sin embargo, el adagio nos dice que la libertad de uno termina donde comienza la del otro, lo cual es perfectamente cierto en nuestro mundo actual.

Este ya no será el caso en el próximo “mundo”, que sin embargo garantizará la libertad individual de todos mucho más allá de lo que podemos experimentar hoy, si los humanos saben cómo tomar la dirección correcta. Es así como si este mundo sabe escuchar al Espíritu Santo, entonces será perfectamente libre, pero si prefiere una “tutela informática intervencionista” demasiado grande, será perfectamente esclavo.

No todo será ya perfecto en este próximo mundo, pero no será como hoy, durante el cual la percepción de la libertad no es percibida de la misma manera por todos, lo que lleva a una falsa libertad, sujeta a la percepción de su bien por cualquier otro. Esto es así, porque desde Adán y Eva, esta noción del bien es traída a todo ser humano a través de una lógica espiritual bajo tutela, no destinada a gestionar adecuadamente la conciencia. Por eso el SEÑOR advirtió a nuestros antepasados ​​desobedientes que no comieran del fruto del árbol del "conocimiento" del bien y del mal, que trae la conciencia, o morirían.

La conciencia es la parte genética que nuestro Creador escribió en el ser humano, cuya apertura a percibir el reflejo de sus errores en relación con su vocación genética, hizo que el homo sapiens pasó de la naturaleza animal a la humana, en progresión hacia la naturaleza divina. No es por dejarlos en el error que el SEÑOR Dios les haya prohibido el conocimiento de esta “conciencia”, pero à causa de la lógica con la que estaban dotados para manejarla. Esta lógica del espirito había sido puesta bajo la tutela de Lucifer, para gestionar adecuadamente el instinto animal del homo sapiens y, por tanto, había cumplido perfectamente su función en la progresión de este último hasta los tiempos de Adán y Eva. Debido a la incitación a la desobediencia al SEÑOR de Adán y Eva por este tutor, todo embrión humano, desde su creación, está siempre dotado de esta lógica basada en un sistema de premio/castigo, a pesar de que sólo trae simples deseos demasiado imprecisos para manejar la conciencia correctamente.

Esta es la razón por la cual el tutor, colocado en esta lógica espiritual, tomó entonces el nombre de Satanás, el mentiroso y por qué el conjunto lógica/tutor, derrotado por la obediencia de Jesús en la Cruz, está a punto de ser fuera de acción de la construcción humana por el SEÑOR Dios nuestro Creador.

Es este conjunto, lógica/tutor, que es la fuente de todos nuestros conflictos actuales y por eso el SEÑOR emprendió hace 6.000 años, la transición de la lógica sobre la humanidad, revelándose primero al mundo a través del Viejo, luego el nuevo Testamento. Esta transición de lógica ha llegado a su punto de inflexión, porque si desde el primer Pentecostés estas dos lógicas cohabitan en los humanos, para formarlos en el manejo adecuado de la nueva “lógica” del Espíritu Santo, será pronto que no sea así. El "mundo" llamado a desaparecer no será el guiado por el Espíritu Santo, sino el que queda estructurado sobre la lógica inicial y su supervisión, que están a la espera de la aplicación de la sentencia divina.

Como lo hizo en los días de Adán y Eva, Satanás entonces usa verdades falsas, las cuales son falsas únicamente en el contexto al cual aplica estas verdades. Cuando en los días de Adán y Eva Dios les advirtió que no comieran del fruto del conocimiento del bien y del mal, de lo contrario morirían, el SEÑOR estaba hablando de la vida eterna en un nivel espiritual, así como que de eliminar esa lógica, al igual del cambio de lógica que exige tener que morir a sí mismo, para recibir de él el Amor divino. Satanás usó entonces la palabra de Dios a su favor y presentó a Adán y Eva con la muerte física que los engañó. De la misma manera hoy, cuando Satanás sugiere que la iglesia será arrebatada milagrosamente a Dios, tiene cien por ciento de razón, ya que espiritualmente es así desde la Crucifixión. Cuando agrega que la cosa sucederá durante el tiempo de la venida del anticristo, nuevamente tiene razón, ya que será él, cuando sea proyectado en la tierra, quien se volverá contra aquellos que solo habrán tratado de resistir, sin confiar en Dios para reescribir su espíritu en la naturaleza divina, aunque fueran llamados a hacer lo. Por lo tanto, depende de nosotros no dejarnos engañar, porque Satanás entonces coloca un contexto particular como una generalidad. Si hoy Jesús pone al Espíritu Santo como una segunda "lógica" en el corazón de quien quiere seguirlo con toda verdad y sinceridad para hacer la voluntad divina, quiere llegar a reescribir en el Amor divino las partes ambivalentes programadas por la primera lógica en nuestro cerebro antes de nuestro nacimiento.

Jesús quiere ir mucho más allá que simplemente encubrir nuestro pecado original, que actúa en nosotros como “monitoreo parental” en la informática, de la cual Satanás sigue siendo tutor, porque quiere reescribir esta parte de nuestro cerebro en el Amor divino, sin lo cual nuestro cerebro sólo aplica un coeficiente corrector a nuestro amor egocéntrico, para darle la apariencia de Amor divino.

Sólo el Espíritu Santo puede en efecto permitirnos manejar nuestra conciencia con integridad, si nuestro sistema emocional está perfectamente reprogramado en la naturaleza divina, en toda fraternidad con Jesús en el cielo. Si hoy nos encontramos sólo en una situación intermedia, en la que cada uno todavía está llamado a tomar la decisión de seguir o no a Jesús, unos con su vieja lógica y otros más precisamente con el Espíritu Santo, se acerca el momento en lo que será probará que Jesús en el cielo puede erradicar cualquier parte de Satanás en el sistema emocional humano.

Vendrán entonces los tiempos en los que Satanás habrá sido proyectado sobre la tierra como ángel de luz, para hacer reinar la ley divina por la fuerza, como lo abría sido anteriormente, pero que dará paso al comienzo de este nuevo "mundo" en el que los humanos ya no nacerán bajo la tutela de Satanás, porque será dotado del Espíritu Santo desde su procreación. Quedará entonces todo por hacer a nivel colectivo en la humanidad entera en este mundo nuevo, antes de que florezca plenamente el reino de los Sacerdotes, que Jesús prepara para Dios su Padre.

Si este es la vocación de Cristo para la humanidad, ésta de todos está perseverar en el camino que Jesús ha puesto delante de él, pero sea cual sea el nivel en el que Jesús lo use, debe saber que está trabajando en ese mundo en el que un día fluirá leche y miel en nuestra tierra, porque Jesús reinará en la tierra y en el cielo.


LA LIBERTAD ES EN CANAÁN


Los Tiempos presentes


Los tiempos que vivimos son aquellos en los que el SEÑOR, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, quiere conducir al hombre a la verdadera libertad del espíritu, que viene preparando desde Adán y Eva.

Después de la restauración de Israel en 1948, el fin del establecimiento de su pueblo, sobre los valores de la Canaán de ayer, marcó la apertura de la conquista de Tierra Santa a la humanidad.

Ya no es ahora el momento de esperar a la muerte física para recibir de Jesús su naturaleza divina, pues después de haber puesto su Espíritu Santo en el corazón de los que quieren seguirlo para guiar mejor sus viejos sentimientos, Jesús quiere hacerlo como Él, trayendo al espíritu en su cerebro, una Corona de Amor divino.

Esta es la verdadera Libertad que él ofrece hoy, no sólo a la iglesia, sino también a la Iglesia, para que sea dotada de una naturaleza idéntica a la suya, como lo será su "Esposa", llamada a vivir un mundo de Paz a su lado.

La puerta a la reescritura de la mente sí está abierta hoy para toda la humanidad en Jesucristo y es por eso que ahora estamos siendo testigos de todo este surgimiento de sistemas totalitarios en todo el mundo, porque el enemigo sabe que le queda poco tiempo.

Depende pues de cada uno, no dejarse robar la oportunidad que se le presenta en Jesucristo, porque la Verdadera Libertad es la que el Espíritu Santo traerá a un mundo en el que fluirá leche y miel, fuera de la tutela de Satanás. En efecto, Dios ha prometido poner sus leyes en nuestro “corazón”, pero también escribirlas en nuestra mente.

Arriba Arriba